Vecinos de Valdelamusa se encierran indefinidamente en la iglesia de la aldea hasta que Matsa "responda"

Once vecinos de Valdelamusa, que pertenece al municipio de Cortegana (Huelva), se han encerrado en la iglesia de la localidad de forma indefinida, desde el pasado sábado, hasta que la empresa de la Mina de Aguas Teñidas (Matsa), en Almonaster La Real, "responda a sus reivindicaciones" para buscar "una solución al problema de desempleo en la localidad".

Once vecinos de Valdelamusa, que pertenece al municipio de Cortegana (Huelva), se han encerrado en la iglesia de la localidad de forma indefinida, desde el pasado sábado, hasta que la empresa de la Mina de Aguas Teñidas (Matsa), en Almonaster La Real, "responda a sus reivindicaciones" para buscar "una solución al problema de desempleo en la localidad".

Según han informado a Europa Press desde este colectivo, el pasado mes de febrero un centenar de vecinos protagonizó una manifestación en las puertas de la empresa, la cual le trasladó que "confiaran en su palabra", y han añadido que "dos meses después las promesas no se transforman en hechos".

Este encierro, según explican, llega tras varios intentos de ponerse en contacto con la empresa. De hecho, el pasado viernes entregaron un escrito a la atención del director de recursos humanos y, tras ello, decidieron en asamblea este encierro indefinido en la iglesia.

A su vez, en un comunicado estos vecinos detallan que "la propuesta de Matsa a los 34 desempleados que reclaman un empleo ha sido de dos puestos de trabajo, mientras que en este tiempo de negociación la empresa ha contratado a más de seis personas con carácter indefinido y cada vez que hacemos una propuesta, ellos hacen una contrapropuesta, como si esto fuera un juego de naipes y somos familias con hijos a los que alimentar".

Según estos vecinos, basan su respuesta "en que no tenemos formación, cuando entre los desempleados de nuestro pueblo hay licenciados, operadores de planta química y administrativos, entre todos. Y cuando, además, los operarios peones que trabajan en la empresa Matsa tampoco la tienen".

"Jamás hemos dicho que tengamos que trabajar nosotros antes que nadie. Tanto es así que de las más de 2.000 personas que trabajan en Matsa apenas 20 son de nuestro pueblo. No nos oponemos a que trabaje nadie, sólo pedimos que nos den a nosotros una oportunidad", han enfatizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento