Jose Manuel Barroso
El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso. EFE/JULIEN WARNAND

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, subrayó este jueves a Moscú la disposición de la Unión Europea a mantener una reunión trilateral con Rusia y Ucrania sobre la seguridad de la distribución y tránsito del gas que llega desde esa región a algunos países de la UE. "La UE está de acuerdo con su propuesta de mantener consultas con Rusia y Ucrania respecto a la seguridad de la distribución y tránsito" de gas ruso hacia Europa, señala Barroso en su carta de respuesta a la que Moscú le envió la semana pasada.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, advirtió el pasado 10 de abril mediante una carta a los líderes europeos que Moscú podría cortar el envío de gas que pasa a través de Ucrania debido al continuo impago de este país y pidió "consultas inmediatas" a tres bandas acerca de esta cuestión.

La carta de Putin se dirigía a 15 países europeos, incluidos Francia, Italia y Alemania En su respuesta, Barroso subraya a Putin que la UE y Rusia son los principales socios comerciales de Ucrania y que "la estabilidad económica y política" ucraniana interesa a Bruselas y Moscú, ya que además ambos comparten el interés "de iniciar con rapidez esas conversaciones" incluyendo a Kiev, aunque no se propone fecha alguna. La carta de Putin se dirigía a 15 países europeos, incluidos Francia, Italia y Alemania, más Turquía, que reciben gas ruso a través de Ucrania.

También aseguraba que Moscú no exigirá a Kiev otras condiciones para el pago del gas que las estipuladas en el contrato existente desde 2009, pero subrayaba que la compañía estatal Gazprom estaría en su derecho de enviar sólo el gas pagado por adelantado y, en caso extremo, de cortar el suministro. Barroso recuerda a Putin que las "relaciones tienen que basarse en la reciprocidad, la transparencia, la justicia, la no discriminación, la apertura a la competencia y en la cooperación para asegurar la seguridad en la distribución y el tránsito de la energía".

La CE reconoce que en ese sentido "se necesita de forma urgente el diálogo" y subraya que las cuestiones relativas a las deudas ucranianas por el gas y los precios de las importaciones "deberían ser consideradas en las necesidades de financiación externas" de ese país por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Barroso recuerda a Putin que cooperar en el sector de la energía es un interés común Barroso recuerda a Putin que cooperar en el sector de la energía es un interés común compartido y que "la fiabilidad contractual de Rusia como abastecedor de gas está en cuestión".

Sobre la amenaza rusa de que los 2.000 millones de euros de la deuda ucraniana con Gazprom puedan llevar a cortar el suministro, Barroso responde que se pondría en peligro el abastecimiento de gas a la UE y afectaría a las reservas de gas ucranianas para el próximo invierno. "Le recuerdo que los contratos de suministro son entre firmas europeas y Gazprom", y que la empresa rusa "es responsable de asegurar la entrega en los volúmenes acordados". Agregó que "a Rusia le interesa seguir siendo un suministrador fiable".

Por otro lado, el pleno del Parlamento Europeo (PE) pidió este jueves sanciones contra empresas de energía rusas y sus filiales, y contra las inversiones y activos rusos en la Unión Europea (UE) como medidas de presión a Moscú. Igualmente, los eurodiputados reclamaron que todos los acuerdos firmados entre la UE y Rusia sean revisados con vistas a su posible suspensión.