Lucía Figar
La consejera de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar. COMUNIDAD DE MADRID

La consejera de Educación, Juventud y Deportes de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha manifestado respecto a la polémica suscitada tras conocerse que recibe un cheque-guardería que el personal de la Administración tiene "los mismos derechos que el resto de ciudadanos" y que cualquier persona que cumpla los requisitos puede optar a la convocatoria pública de ayudas.

Figar ha hecho estas declaraciones este miércoles tras visitar la parcela que acogerá un futuro centro concertado católico en la localidad de Parla. La consejera ha sido criticada por oposición y sindicatos por recibir dicha prestación.

Figar señala que el cheque-guardería existe desde 2002 y los criterios "nunca han variado"La consejera ha asegurado que el cheque-guardería es una ayuda que trata de fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar, que existe desde 2002 y cuyos criterios "nunca han variado". A su vez ha remarcado que la convocatoria es pública y transparente.

Preguntada por la petición de comparecencia en la Asamblea que ha cursado el PSM para que explique este punto, Figar ha dicho que no tiene "ningún problema" en ir a la Cámara regional y ha recordado que precisamente fue ella quien reconoció allí a los grupos de la oposición que recibía esta ayuda.

En relación a las solicitudes de dimisión por parte de varios sindicatos, la titular de Educación ha dicho que estas organizaciones "piden" su renuncia "cada quince días". "No me había enterado de ésta", ha ironizado.

Figar está casada con Carlos Aragonés, diputado del PP en el Congreso, y entre ambos sumarían unos ingresos que superarían los 125.000 euros anuales. Según Aceim, la asociación de escuelas infantiles provadas, cerca de 20.000 familias no pueden acceder a esta ayuda.

Consulta aquí más noticias de Madrid.