Alcalde de Ourense al PP: "Le acuso de crear la tormenta perfecta para aniquilarme y le salió el tiro por la culata"

Partido Popular y DO aprueban una petición para pedir que dimita el regidor municipal
El alcalde de Ourense
El alcalde de Ourense
EUROPA PRESS/Rosa Veiga

"Le acuso de crear la tormenta perfecta para aniquilarme y le salió el tiro por la culata", ha dicho el alcalde de Ourense, el socialista Agustín Fernández, al portavoz municipal del PP, Rosendo Fernández, en el pleno en relación a la aparición de un documento supuestamente falso en el expediente de la instalación de aceras y farolas en la calle en la que vive el regidor.

El expediente fue explicado por la concejala Áurea Soto como primer punto de debate en el pleno extraordinario pedido por el PP centrado en ese documento, mientras que un segundo punto se centró en reclamar la dimisión del regidor.

En la votación dos horas después, la petición de dimisión fue aprobada con los 13 votos de PP y Democracia Ourensana, con el rechazo de 10 concejales socialistas -en ausencia de una edil-, mientras que el BNG no participó en la sesión tal como anunció diez minutos antes.

El regidor ourensano incidió, en sus dos intervenciones, en la situación judicial del expediente, pues el PP denunció en Fiscalía la actuación del alcalde como integrante de la Junta de Gobierno de 2009 en la que se adjudicaron las obras de urbanización de su calle, pagadas con fondos públicos, del plan E, y en otra de 2010 en la que se aprobó devolverle el aval que había depositado como garantía de esas obras.

El PP acusó al alcalde, en la documentación que llevó a Fiscalía, de los supuestos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos entre otros.

Por otra parte, el propio Agustín Fernández llevó a Fiscalía todo el expediente, pues detectó en él "un documento falso que basa toda la denuncia del PP". Se trata de un escrito de alegaciones con la firma de un vecino de la misma calle en la que vive el regidor, en la que invoca el principio de igualdad para reclamar la devolución de su aval y que, según el propio vecino, no fue escrito por él.

"CIRCO"

Por su parte, los tres ediles del BNG comparecieron ante la puerta del Ayuntamiento de Ourense a las 8,50 horas, para explicar que no participarían "en el circo que una vez más llega al salón de plenos".

Según ha indicado Xosé Somoza, la actuación del PP al pedir el pleno extraordinario "para un tema que no interesa a los vecinos", es semejante a la de DO al convocar una reunión en un hotel para hablar de una moción de censura "pero el PP tiene capacidad, por número de ediles, para pedir pleno extraordinario, pero es para lo mismo", remató.

Durante la sesión plenaria, el portavoz de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome, intervino un par de veces para calificar el pleno de "paripé absurdo", pues la dimisión del alcalde ya fue pedida "mil veces". Además, tachó la ausencia del BNG de "falta de respeto", y expresó su deseo de que el tiempo pase rápido hasta las elecciones de 2015 "porque hasta entonces está claro que habrá que aguantar a este alcalde".

"pague lo que debe"

La primera intervención del pleno corrió a cargo de la edil de Urbanismo, Áurea Soto, que detalló hasta media docena de ejemplos de los últimos 30 años "de casos similares en los que nunca un vecino corrió con los gastos de urbanización de su calle, sino que lo hicieron las administraciones, o el Ayuntamiento, o el Estado y la propia diputación provincial".

En las intervenciones posteriores, el portavoz del PP sacó a la luz uno de los documentos de alegaciones presentados por Agustín Fernández, para reclamar la devolución del aval escritas en una hoja de la agencia tributaria. "O no la rascaba usted en la oficina o robó el papel para escribirlas en casa", ha dicho Fernández. En varias ocasiones reiteró al alcalde que "pague lo que debe, que ya está claro que es la virgen del puño".

Por su parte, el edil socialista José Ángel Vázquez Barquero también fue portavoz para acusar al PP de vivir en un "bucle melancólico" con el objetivo de "derribar a este gobierno", pues si el Ayuntamiento no hubiese devuelto el aval de Agustín Fernández en 2010 "también tendría algo que denunciar" y auguró que con sus denuncias, la oposición llevará "a todos al juzgado, primero unos y después otros".

"difícil de abatir"

El regidor intervino en el último turno de ambos debates y se dirigió al PP: "No me van a echar, la pieza es difícil de abatir y a veces el cazador acaba siendo cazado". Además, reiteró que pagará cuando los servicios municipales concreten la cuantía y luego se defenderá donde tenga que hacerlo.

También acusó al portavoz popular, Rosendo Fernández, de "ser el inductor directo" de lo que pasa con el expediente de las obras de su calle "por dar cobijo a las personas que falsificaron, sacaron a la luz y resucitaron el expediente que estaba cerrado y firme". Y le criticó por no tener "la más mínima voluntad de diálogo ni de propuestas".

El regidor detalló, según dijo, el "motivo real" del pleno: "Estamos aquí por su inquina y odio personal hacia mí que le llevan a querer acabar conmigo personal, profesional y políticamente, y eso sólo lo hace una muy mala persona". En los últimos minutos, Agustín Fernández pidió la dimisión del portavoz del PP, Rosendo Fernández, por todo ello.

Envió, además, un "aviso a navegantes", para detallar que lo que hizo hasta ahora para defenderse "es sólo un grano de arena como haya alimañas políticas y alguno de sus esbirros se esté metiendo con mi familia y mi nieto, que ya están pidiendo informes sobre él en el colegio", advirtió.

La última frase que se escuchó en el salón de plenos, tras la votación que respaldó la petición de dimisión del alcalde, fue del portavoz del PP al reclamar a Agustín Fernández que dijera "si pagó el IBI de su vivienda, donde dice que residía antes de tener la licencia de ocupación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento