CCOO-A no cree que la situación económica "mejore" porque "no ve" en las empresas andaluzas expectativas de crecimiento

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, asegura que la realidad de la situación económica actual "no tiene nada que ver con las esperanzas del PP o con el optimismo poco fundado del Gobierno andaluz" y afirma que CCOO-A "no comparte" que el escenario económico "vaya ir a mejor", porque manifiesta que "no ve" en las empresas andaluzas "expectativas de crecimiento".

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, asegura que la realidad de la situación económica actual "no tiene nada que ver con las esperanzas del PP o con el optimismo poco fundado del Gobierno andaluz" y afirma que CCOO-A "no comparte" que el escenario económico "vaya ir a mejor", porque manifiesta que "no ve" en las empresas andaluzas "expectativas de crecimiento".

En rueda de prensa, Carbonero ha destacado que lo que está ocurriendo es que "en una gran parte, se sustituye el empleo estable por empleo eventual precario como consecuencia de la reforma laboral de los contratos a tiempo parcial que agudiza la tarifa plana, que significa pagar 50 euros por tener a una persona contratada cuatro horas que al final trabaja ocho, nueve, diez u once".

En ese sentido, indica que ello supone "aparte de una pérdida de capacidad adquisitiva de la ciudadanía, un mayor miedo, un crecimiento de la economía sumergida, del fraude fiscal y a las cotizaciones sociales, y por tanto una menor capacidad de compra y ralentización del consumo interno". "La gente no puede consumir y eso genera que la economía decaiga, y mientras más al sur, peor", ha apostillado.

El dirigente sindical dice que CCOO no tiene "vocación de narrar catástrofes ni de interpretar como un forense las cosas", y que "lo que sí" tiene son propuestas. Así, ha detallado que la propuesta "principal" del sindicato es "que los partidos políticos asuman las propuestas del tejido sindical para que Europa cambie de rumbo y abandone la austeridad".

Al respecto, ha recalcado que ese cambio de rumbo "debe darse en dos direcciones: en políticas europeas democratizando las instituciones y con un plan de emergencia y choque de aquí a dos años que sería dedicar el dos por ciento del PIB europeo a la creación de empleo, es decir, aportar 250.000 millones de euros a la creación de empleo, una cuarta parte de lo que se ha destinado a salvar la banca".

En el ámbito español, Carbonero ha señalado que CCOO reivindica "un cambio de las políticas fiscales y que sean un complemento para el crecimiento con políticas europeas". Por último, ha incidido en que "es necesario generar credibilidad en el sistema fiscal de España", exponiendo que frente a "la leyenda de que la fiscalidad poco más o menos es una pena para todo el mundo", CCOO defiende "que es una forma de reparto de la riqueza y que es esencial la justicia en la política de fiscalidad para las políticas de igualdad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento