Naciones Unidas dice que hay 150 desaparecidos en Ucrania y niega el acoso a los prorrusos

Alexander Turchínov, presidente en funciones de Ucrania.
Alexander Turchínov, presidente en funciones de Ucrania.
EFE

La misión de derechos humanos de la ONU que visitó recientemente Ucrania asegura que la minoría rusohablante que vive en la región oriental del país no sufre persecución o discriminación sistemática. "No tenemos ninguna evidencia creíble que justifique las preocupaciones por parte de la población rusohablante en el este de Ucrania", dijo un representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Gianni Magazzeni.

Considera el representante que esas afirmaciones son parte de "la desinformación y propaganda" que incita al odio, una situación que "evidencia" la necesidad de que haya entidades imparciales y creíbles que vigilen lo que sucede en esa zona.  Además, la ONU también ha dicho que hay entre 140 y 150 personas que continúan desaparecidas tras las protestas ciudadanas en Ucrania, que llevaron a la caída del régimen de Víktor Yanukóvich.

Por otra parte, el presidente interino de Ucrania, Alexader Turchinov, anunció este martes el comienzo de una operación antiterrorista en la región de Donetsk, en el sureste del país, donde milicias prorrusas han ocupado edificios administrativos y comisarías policiales en varias ciudades. "En la madrugada de hoy, en el norte de la región de Donetsk, comenzó una operación antiterrorista", dijo Turchinov al inaugurar la sesión plenaria de la Rada Suprema, el Parlamento ucraniano.

El presidente interino del país indicó que la operación se llevará a cabo "por etapas, de manera sopesada y responsable". "El objetivo de estas acciones, vuelvo a subrayarlo, es defender a los ciudadanos de Ucrania, frenar el terror y los intentos de desmembrar el país", agregó. Turchinov, también presidente de la Rada, no ofreció detalles a los diputados de la marcha de la operación antiterrorista.

El Gobierno había dado plazo hasta la mañana de este lunes para que los prorrusos depusieran las armas y desalojasen los edificios administrativos que mantienen ocupados, dando garantías a los activistas de que no serían perseguidos judicialmente si acataban el requerimiento de las autoridades. El ultimátum fue rechazado por los prorrusos, que niegan toda legitimidad a las autoridades de Kiev.

El domingo pasado, en un mensaje al país, Turchinov anunció que el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania comenzaría una "operación antiterrorista de envergadura con el empleo de las fuerzas armadas" para restablecer el orden en las regiones orientales de país, de mayoría rusohablante.

Advirtió, en esa ocasión, de que su Gobierno no permitirá la repetición del "guión de Crimea en las regiones orientales de Ucrania", en alusión a la reciente anexión de esa región ucraniana por la Federación de Rusia. Según Turchinov, las autoridades ucranianas han hecho todo por evitar el derramamiento de sangre, pero están dispuestas a rechazar "con las armas en la mano los intentos de invasión y desestabilización, así como las acciones terroristas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento