Los seis mossos d'esquadra que redujeron al actor Alfredo Bayard, que falleció tras la intervención policial, han asegurado este lunes ante la juez que su actuación fue correcta y acorde a los protocolos y han alegado que no sabían que el hombre sufría brotes psicóticos.

Los seis agentes han declarado este lunes como testigos ante la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Barcelona, Miriam de Rosa Palacio, que investiga la muerte de Bayard el pasado 2 de abril por la tarde tras ser reducido por la Policía catalana junto a la terraza de un bar de la plaza Molina de Barcelona.

El abogado defensor asegura que le acababan de rebajar la dosis de la medicación al actor y aquella misma mañana había sufrido un conato de brote En declaraciones a los periodistas, el abogado de la familia del actor, Francesc Bonatti, ha explicado que los seis agentes han coincidido en subrayar ante la juez que su actuación fue impecable y que redujeron a Bayard porque actuó de forma violenta cuando trataron de dialogar con él para que se identificara y abandonara el local, ya que estaba molestando al resto de clientes.

El abogado ha señalado que el actor hacía casi dos años que estaba en tratamiento porque sufría brotes psicóticos y que, aunque era una situación que tenía controlada, le acababan de rebajar la dosis de la medicación y aquella misma mañana había sufrido un conato de brote cuando trabajaba como voluntario en la perrera de Barcelona, por lo que tuvo que ser atendido por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y la Guardia Urbana de Barcelona.

Los mossos que han declarado han alegado ante la juez que no sabían que Bayard sufría brotes psicóticos y uno de ellos ha reconocido que si lo hubieran sabido habrían aplicado un protocolo interno que establece que en este tipo de casos se tiene que dar prioridad a la atención médica frente a la policial.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.