Antidisturbios
Varios policías antidisturbios en las inmediaciones de la plaza de Colón de Madrid. EFE

Un grupo de agentes, en su mayoría de la Unidad de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios, ha creado un sindicato a raíz de los altercados del 22M, en los que 67 agentes resultaron heridos, con el objetivo primordial de defender a este colectivo y a los agentes que hacen labores de seguridad ciudadana.

La Unión Nacional por la Intervención Policial y Especialidades (Unipe) , cuya constitución ha sido registrada esta semana en la Dirección General de la Policía, se ha presentado este viernes públicamente.

Tiene carácter nacional y nace con representantes sindicales en Madrid, Málaga, Melilla, Las Palmas de Gran Canaria, y Valencia, aunque prevé ampliar su implantación, según ha explicado su secretario federal, Anxo Rama.

Los altercados registrados el pasado 22 de marzo tras las Marchas de la Dignidad, en los que un subgrupo de la UIP quedó atrapado entre los manifestantes y fue agredido, según los agentes sin recibir ayuda cuando la solicitó, fue el detonante para que varios policías decidiesen fundar un sindicato especializado en defender sus derechos.

Los fundadores consideran que los agentes de la UIP "tienen que utilizar la fuerza en ocasiones y se ven desamparados ante la ley, por lo que es necesario una figura legal que les proteja", sobre todo desde que comenzó la crisis y se multiplicaron las protestas en las calles.

Como estos agentes son los que más veces se ven obligados a utilizar la fuerza en su trabajo, la principal novedad del sindicato es que contratará un perito en el uso de la fuerza, que es una figura reconocida por el Ministerio de Justicia que está capacitada para elaborar informes periciales sobre las intervenciones en las que un agente es imputado por lesiones, determinando si respetó el principio de proporcionalidad.

Un perito podrá elaborar informes sobre las intervenciones cuando un agente sea imputado por lesiones En cuanto a los incidentes del pasado 22 de marzo, el secretario federal de Unipe ha criticado que "con el mayor despliegue de UIP de la historia" acabaran heridos 67 policías, lo que en su opinión debería haber motivado la dimisión o el cese de altos mandos y que se depuraran responsabilidades.

"Sin embargo se ha abierto una información reservada contra un inspector y contra el subinspector del subgrupo Puma 70 (el que fue agredido) para ver si se usó material antidisturbios cuando no estaba permitido su uso", ha lamentado Unipe, que solo permitirá afiliados de la escala básica y subinspectores. Comenzará a inscribir afiliados cuando la Dirección General de la Policía dé el visto bueno a su constitución, y su aspiración es sumar afiliados y lograr un vocal en las elecciones al Consejo de la Policía de 2015.