Una de las vecinas de la Corrala renuncia al piso que le han dado para no perjudicar al resto

  • Lo hace tras publicarse unas informaciones en las que aseguran que trabaja en un taller de empleo subvencionado por la Junta en un Ayuntamiento de IU.
  • El resto de las vecinas aceptan su decisión, aunque no la comparten, han asegurado en un comunicado.
  • Afirman que la afectada tiene un contrato temporal de seis meses y que su situación también es precaria.
Las familias desalojadas el pasado domingo de la Corrala Utopía, que se encontraban acampadas frente al Ayuntamiento de Sevilla, reciben la noticia de que serán realojados.
Las familias desalojadas el pasado domingo de la Corrala Utopía, que se encontraban acampadas frente al Ayuntamiento de Sevilla, reciben la noticia de que serán realojados.
EFE

Una vecina de la Corrala Utopía de Sevilla, cuyo realojo ha sido el origen de la crisis en el gobierno andaluz de coalición entre PSOE e IU, ha renunciado este viernes a la vivienda que le adjudicó la Consejería de Fomento para "no poner en peligro" lo conseguido para el resto de las familias.

En un comunicado, "las vecinas" de la Corrala han informado de la decisión de renunciar a la vivienda, que no comparten aunque aceptan, y que les ha comunicado la afectada en una "asamblea de vecinas".

Las vecinas rechazan los argumentos por los que ha tomado la decisión, en referencia a las informaciones difundidas en las que se afirma que la afectada, Irma Blanco, trabaja desde principios de año como contratada en un taller de empleo subvencionado por la Junta en Villaverde del Río (Sevilla), Ayuntamiento gobernado por IU.

Las vecinas mantienen que es una situación precaria

La Corrala asegura que Irma Blanco tiene una situación "más que precaria, concretamente un contrato temporal de seis meses que expirará dentro de tres, y todo ello tras más de tres años en paro, de los que 19 meses no percibió ingreso alguno y sin derecho a prestaciones posteriores".

"¿Por trabajar seis meses en tres años y medio no tiene el mismo derecho que todas nosotras? ¿Acaso no es esta una situación de riesgo de exclusión social, como acreditan los informes sociales realizados?", se preguntan en el comunicado.

Además, lamentan que en los casi dos años "de lucha" que llevan han recibido "continuos ataques", entre ellos cortes de luz, de agua, amenaza de la retirada de la custodia de sus hijos y negación de ayudas sociales por ocupar el edificio de Ibercaja en Sevilla.

Por ello, aseguran que se mantendrán "firmes" en su reclamación del "derecho universal a la vivienda", que consideran que se "ha convertido en un privilegio", y lamentan que "esta injusticia" se produzca cuando hay "miles de viviendas vacías, cientos de ellas del Ayuntamiento".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento