Cambio climático
Varios ciudadanos chinos caminan sobre las aguas heladas del río Songhua, frente a una fábrica que está emitiendo gases en la localidad china de Jiamusi. GTRES

El crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en la primera década del siglo XXI fue superior al esperado. Entre los años 2000 y 2010, el incremento anual fue del 2,2%, frente al 1,3% que se produjo cada año en el periodo comprendido entre 1970 y 2000. Así lo recoge el tercer y último informe del Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC) que se presentará el 14 de abril y a cuyo borrador ha tenido acceso el diario The Guardian.

Esta tercera parte pone un mayor énfasis en la evaluación de los aspectos socio-económicos del cambio climático y sus implicaciones para el desarrollo sostenible, la gestión de riesgos y la elaboración de una respuesta a través de la adaptación y la mitigación.

De producirse un retraso en la reducción de estas emisiones más allá de 2030, sería muy difícil evitar las graves consecuencias del cambio climático, advierten los expertos. "La crisis económica ha reducido temporalmente las emisiones pero no ha cambiado la tendencia", apunta el documento, siempre según el diario británico.

El informe señala al carbón como principal responsable de esta línea ascendente. Afirma que en los últimos años se ha producido un gran incremento en el número de centrales eléctricas que funcionan con este combustible fósil.

Las de carbón son las centrales que más contaminan y actualmente hay más de 1.000 nuevas plantas en construcción en todo el mundo, la mayoría en China e India. El estudio refleja el hecho de que estas centrales den suministro a fábricas que desarrollan productos cuyo destino final es América o Europa.

La primera parte de estos informes del IPCC, sobre bases científicas del cambio climático, se publicó en septiembre de 2013. La segunda, sobre efectos, adaptación y vulnerabilidad, se difundió en marzo y una vez conocido este último documento se procederá a redactar el informe de síntesis del AR5, que se dará a conocer en octubre.