Una hormona que en los adultos ayuda a combatir el estrés provoca en los adolescentes la 'edad del pavo'.

Un estudio científico estadounidense citado por la revista Nature Neuroscience revela la causa científica del comportamiento extraño y caprichoso, los cambios de humor, la ansiedad o la rebeldía.

En los adultos aplaca el estrés, en la pubertad produce comportamientos ilógicos
Durante la pubertad, el cuerpo genera la hormona alopregnanolona (THP), que produce en los adolescentes el efecto contrario al que produce en los mayores.

El estudio se hizo con ratones, pero su fiabilidad parece fuera de toda duda.

Según explica la doctora Sheryl S. Smith, responsable del equipo de investigación, "los adolescentes no llegan a controlar del todo los efectos de la hormona", que "pueden fluctuar mucho".

En la pubertad, momento en el que la persona comienza un proceso de conocimiento del mundo, empieza a asumir riesgos y responsabilidades, el cuerpo humano puede sentirse ansioso, lo que, unido al efecto de la hormona alopregnanolona, puede producir los cambios de humor que conocemos como 'edad del pavo'.