La Guardia Civil dice que tiene su propio "caso Aguirre" en Ourense

  • La AUGC denuncia que dos multas a la diputada del PP Ana Belén Vázquez están detrás del posible cambio de destino del sargento de la localidad de Bande.
  • El alcalde, exmarido de Vázquez, asegura que el concello se ha quejado del sargento por elevar de 80 a 930 las multas en un solo año.
  • La diputada asegura que el malestar contra el sargento es general en Bande.
Un Guardia Civil pone una multa, en una imagen de archivo.
Un Guardia Civil pone una multa, en una imagen de archivo.
EP

Una semana después de que Esperanza Aguirre tuviera un altercado con los agentes de movilidad tras darse a la fuga al ser multada por estacionar en plena Gran Vía de Madrid, la Asociación Unficada de la Guardia Civil, la AUGC, ha denunciado que un mando del puesto de Bande (Ourense) ve peligrar su puesto "por denunciar a la diputada del PP y vicepresidenta de la Comisión de Interior, Ana Belén Vázquez" por mal aparcamiento. Vázquez es, además, exmujer del alcalde de la localidad, José Antonio Armada.

La diputada Vázquez fue multada en dos ocasiones en el mes de noviembre por estacionar en lugares indebidos. La AUGC denuncia que la diputada habría espoleado los ánimos de la comunidad con varios 'tuits' en las redes sociales, lo que habría llevado el caso hasta la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense que se estaría planteando el "cambio de destino" del sargento de Bande por su "mala relación" con el Ayuntamiento.

En un comunicado enviado a 20minutos, la diputada Ana Balén Vázquez asegura que la problemática con el sargento de la Guardia Civil viene de lejos y adjunta varias informaciones de años atrás, e incluso una pregunta en el Congreso sobre el incremento de sanciones impuestas por el mismo mando de la Guardia Civil en la población orensana de Bande.

El alcalde, José Antonio Armada, reconoce haber puesto varias quejas ante la Subdelegación del Gobierno —las últimas muy recientes— por el exceso de celo a la hora de actuar del mando de la Guardia Civil. "Lo único que he hecho es recoger el ánimo y las quejas de los vecinos, comerciantes y gente que está de paso en Bande", asegura.  El edil sostiene que la toma de mando del sargento en cuestión hizo subir el número de las sanciones de 80 a 930 en un solo año. Cifras que Armada ve "excesivas" para un municipio de alrededor de 2.000 habitantes.

La AUGC, por contra, ha salido en defensa del sargento, que en el pasado fue condecorado por la institución, según aseguran. Y considera "un hecho grave cualquier intento de coaccionar a un agente para que desatienda su trabajo. Gravedad que se acrecienta si la coacción parte de un personaje público con la responsabilidad de la señora diputada Ana Belén Vázquez. Ella, más que nadie por su cargo en la Comisión de Interior, debería ser la primera en defender la labor de los guardias civiles y no justificar y fomentar que se comentan infracciones", insiste en su comunicado. La Asociación Unificada de la Guardia Civil recuerda que los agentes solo hacen cumplir las normas de estacionamiento, que dependen de la Xunta de Galicia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento