García Márquez abandona el hospital de México en el que estaba ingresado

  • "El escritor García Márquez salió en un estado delicado, de acuerdo con su edad, por lo que convalecerá en la casa", afirmó la portavoz del centro médico.
  • El colombiano, Premio Nobel de Literatura, tiene 87 años.
  • Llevaba hospitalizado desde el 31 de marzo.
Fotografía del 6 de marzo de 2014 del premio Nobel de Literatura, el colombiano Gabriel García Márquez en Ciudad de México.
Fotografía del 6 de marzo de 2014 del premio Nobel de Literatura, el colombiano Gabriel García Márquez en Ciudad de México.
EFE

El premio nobel Gabriel García Márquez ha salido este martes del hospital mexicano en el que fue ingresado el pasado 31 de marzo, informaron fuentes del centro médico. El autor colombiano, de 87 años, que fue hospitalizado por un cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias, abandonó el centro médico en una ambulancia después de varios días de tratamiento.

La portavoz del centro médico, Jacqueline Pineda, confirmó a los periodistas que el hospital había dado de alta al escritor y que estaba siendo trasladado a su casa, en el sur de la capital mexicana. "El escritor García Márquez salió en un estado delicado, de acuerdo con su edad, por lo que convalecerá en la casa", afirmó la portavoz.

Aunque el nobel de literatura fue hospitalizado el pasado 31 de marzo, no se informó de ello hasta el 3 de abril. Fue ingresado en el centro médico por un "cuadro de deshidratación y un proceso infeccioso pulmonar y de vías urinarias", según informó la Secretaría de Salud del Distrito Federal.

La titular de Salud del Gobierno federal, Mercedes Juan López, dijo que el autor había sufrido un "cuadro neumónico bastante severo" y que, a pesar de que la crisis había pasado, será mantenido bajo vigilancia en su casa para que no regrese la infección.

A casa

Tras ocho días hospitalizado, el escritor regresó a su casa, en la capital mexicana. Una ambulancia lo trasladó hacia las 16.00, hora local, (22:00h en España) desde el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán hasta su vivienda, en el sur de la ciudad, donde entró en camilla.

Agentes policiales que se encontraban a la puerta de la residencia de Gabo intentaron evitar que los periodistas tomaran imágenes del momento en el que era descendido de la ambulancia, utilizando para ello sábanas blancas para tapar la visión.

Fuentes del centro médico donde fue tratado dijeron a los periodistas que ya desde el lunes estaba planeado darle de alta este martes, al comprobar el equipo médico que lo atendía que se había recuperado, aunque iba a necesitar continuar bajo vigilancia en su vivienda.

De hecho, horas antes de que saliera del hospital se vio cómo llegaba a su casa una cama médica y un tanque de oxígeno presumiblemente destinados al lugar donde completará su recuperación el autor.

Se sabe poco de cómo ha pasado estos días en el hospital García Márquez. A pesar de la preocupación internacional sobre su salud, las informaciones de la familia han sido muy escasas, y en todo momento se ha buscado llevar el caso con gran discreción.

El chófer y asistente del escritor, Genovevo Quirós, afirmó el viernes que el autor de Cien años de soledad le había comentado que los periodistas que hacían guardia ante el hospital estaban "locos" por estar pendientes del proceso.

"Dijo que ustedes están locos, pues qué hacen aquí, que mejor se vayan a trabajar", dijo a los periodistas el chófer del escritor.

García Márquez ha aparecido en público muy pocas ocasiones en los últimos años.Sólo se incluyen breves comparecencias a la puerta de su casa, en la fecha de su cumpleaños, el 6 de marzo, para saludar a los periodistas, y el año pasado se le vio visitando un centro comercial de la capital mexicana.

Hace casi dos años, su hermano Jaime dijo que Gabo padecía demencia senil, con "algunos conflictos de memoria", pero todavía con "el humor, la alegría y el entusiasmo que siempre ha tenido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento