Israel decidió invadir el Líbano antes de que sus soldados fueran secuestrados

  • La intervención militar estaba decidida desde marzo.
  • Olmert lo confesó a una comisión de investigación.

El Gobierno israelí tenía decidido atacar el Líbano mucho antes de que estallara la guerra el 12 de julio de 2006, según el diario Haaretz. La invasión se activaría en el mismo momento en que la guerrilla Hizbulá secuestrara a algún soldado israelí en la frontera.

Al parecer, el primer ministro Ehud Olmert habría desvelado este secreto ante la Comisión Winograd, encargada de investigar ese conflicto y cuyas conclusiones aún no han sido difundidas por el Parlamento israelí. En este sentido, el mandatario habría asegurado que en marzo de 2006 había decidido lanzar una operación militar a gran escala en Líbano, si se daba la circunstancia de "un nuevo secuestro".

Esta circunstancia se produjo el12 de julio, cuando guerrilleros de Hizbulá mataron a tres soldados israelís y capturaron a otros dos en un ataque fronterizo. El Ejército israelí inició en ese mismo instante una guerra de 34 días en la que trató de destruir a las milicias pro iraníes en territorio libanés.

Tras el derrame cerebral de Sharón

Asimismo, Olmert habría declarado ante la comisión que su gabinete empezó a estudiar las consecuencias de la inestabilidad en la frontera libanesa el 8 de enero de 2006, cuatro días después de sustituir a Ariel Sharón, quien había sufrido un derrame cerebral.

Tras otras estudiar de nuevo el asunto con altos mandos militares en marzo, abril y mayo, Olmert aceptó la postura del entonces jefe del Estado Mayor para la Defensa, Dan Halutz, de que Israel perdería su capacidad de disuasión si no respondía a una eventual captura de soldados.

La valoración se fundaba en un hecho similar en octubre de 2000, en el que Hizbulá capturó a tres militares israelíes, y en varios intentos posteriores por parte de la guerrilla, el último en noviembre de 2005.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento