Soraya Sáenz de Santamaría
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (i), y la líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, durante la clausura de la convención programática del partido para las elecciones europeas que se ha celebrado en Barcelona. Alberto Estévez / EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy en Barcelona que el Ejecutivo "cumplirá con su obligación", por lo que "no puede haber referéndum (sobre la independencia de Cataluña) y no lo habrá con este Gobierno".

Durante su intervención en un acto político de la precampaña para las elecciones europeas, Sáenz de Santamaría ha afirmado que el Gobierno velará por el respeto a la ley y a los tribunales, por la vigencia de la Constitución y la primacía del Estado de derecho, y "por los derechos de todos los españoles y todos los catalanes".

El Ejecutivo, ha dicho, no puede disponer "de lo que no pertenece a nadie, sino a todos, la soberanía nacional", por lo que no puede "autorizar lo que no depende" del Gobierno, en referencia a la consulta soberanista.

Apela a los "vínculos afectivos"

Además, ha afirmado que el PP no quiere que "ningún español deje de ser europeo y menos que se convierta en extranjero dentro de su propio país" y ha apelado a la "España solidaria" y a los "vínculos afectivos, de sentimientos, de cercanía, cariño y orgullo" más allá de los "jurídicos" que unen a Cataluña con el resto del país.

Sáenz de Santamaría ha recordado que Cataluña es la comunidad autónoma en la que más se ha invertido en infraestructuras en las dos últimas décadas y la que alcanza un mayor saldo comercial con el resto de España, ya que vende mucho más de lo que compra.

Catalanes, españoles y europeos, eso es lo que sois

Ha asegurado que los catalanes "también tienen en España su Gobierno" y que lo mismo que "no se puede entender España sin Cataluña, no se puede ocultar cómo sería Cataluña sin España".

La vicepresidenta ha asegurado que con el PP los catalanes no van a perder el derecho de voto que han ejercido en Europa desde 1987 y ha apelado a la unión frente al aislamiento y al diálogo "dentro de la ley", porque, a su juicio, "los proyectos de éxito siempre nacen desde el entendimiento".

"Catalanes, españoles y europeos, eso es lo que sois, podéis sentir una identidad más cerca pero ninguna debería ser excluyente", ha dicho la líder popular, para quien los votantes del PP son los únicos que saben decir "en catalán y en castellano que España es un gran país" al que le unen siglos de historia con Cataluña.

Estas relaciones entre la comunidad y el resto del país, ha insistido, no pueden depender de una decisión política porque son "fruto de una convivencia construida a lo largo de muchas generaciones". "Juntos —ha indicado— hemos sido capaces de lo mejor y hemos afrontado también juntos los peores momentos, por eso les cuesta tanto encontrar lo que nos separa, porque es mucho más lo que nos une".

Homs responde

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha acusado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, de mostrar "incomodidad con la democracia", en referencia al discurso que ha pronunciado este mismo domingo en Barcelona durante un acto del PP catalán.

"Quedo un poco sorprendido de que la vicepresidenta y el Gobierno español en su conjunto se erijan como tribunal y nos digan qué se puede hacer y qué no", ha lamentado en declaraciones a los periodistas en Sant Hilari Sacalm (Girona), donde ha presidido la apertura del Any Moragues, dentro de los actos del Tricentenario de 1714.

"Hasta donde yo sé, en un Estado de derecho esto toca decidirlo en los tribunales, y hasta donde yo sé hay marcos legales de sobra para que Cataluña pueda hacer una consulta", ha añadido el también conseller de la Presidencia.

Homs ha insistido: "Hasta donde yo sé, estamos en un Estado democrático, donde sería bastante inverosímil que un gobierno, por muy Gobierno español que sea, impidiese votar, ya que impedirlo no está a su alcance", ha dicho.

Por todo eso, ha concluido: "Da una cierta angustia constatar que de sus declaraciones se desprende, digámoslo suave, una incomodidad con la democracia".

En un acto del PP catalán, la vicepresidenta advirtió a la Generalitat de que no puede convocar una consulta sobre la independencia porque Cataluña no puede decidir por sí sola si quiere separarse del resto de España. "La soberanía nacional no acepta la metonimia, no puede decidir la parte por el todo", aseguró.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.