Kike y Zakarías tienen un sueño: crear el primer equipo de fútbol de amputados de España

  • Kike, un ceutí de 31 años, vio a los seis años cómo un camión mató su nervio ciático y dejaba su pierna izquierda inservible para el fútbol.
  • En televisión conoció la historia de Zakarías, un chico de Sierra Leona que vive en Olot y que perdió una pierna por las minas antipersona.
  • Se pusieron en contacto y ahora trabajan juntos par demostrar que el deporte no entiende de barreras.
José Enrique Corrales Bellido (i), más conocido como 'Kike', entrenando en Ceuta con la ayuda de sus muletas.
José Enrique Corrales Bellido (i), más conocido como 'Kike', entrenando en Ceuta con la ayuda de sus muletas.
Rafael Peña / EFE

Cuando tenía 6 años perdió la pierna izquierda al ser atropellado por un camión, pero su amor por el fútbol y su pasión por este deporte han hecho que ahora, con 31 años, pueda cumplir su mayor ilusión: formar parte del primer equipo nacional de amputados de España.

Su nombre es José Enrique Corrales Bellido, conocido futbolísticamente como 'Kike'. Nacido en Ceuta hace 31 años, la fatalidad hizo que con 6 años, cuando estaba jugando en la calle con unos amigos en la barriada del Polígono, un camión se cruzara en su camino.

Kike fue trasladado al hospital y aunque conservó la pierna, el accidente dejó muerto el nervio ciático, quedando impedido para la práctica del fútbol.

Sin poder federarse para jugar, este joven —casado y padre de una hija de 3 años— no ha renunciado nunca a su ilusión y, de hecho, llevar muletas no le ha imposibilitado jugar partidos con amigos.

La historia de Zakarías

Sin embargo, hace unos días un reportaje de Raúl Ruiz en el programa El Día Después reabrió el interés. La historia de Zakarías, un chaval de 19 años de Sant Joan les Fonts (Girona), que sufrió la amputación de una pierna cuando tenía 6 años por culpa de una enfermedad, le hizo ver "la luz al final del túnel".

Zakarías acababa de contar que tenía la ilusión de crear el primer equipo de fútbol en España para amputados, basándose en la propia experiencia de los jóvenes de Sierra Leona —víctimas de las minas antipersonas— y meses después de proponerse esta meta está muy cerca de cumplir su sueño.

La difusión del reportaje despertó la atención de los familiares de José Enrique Corrales, quien se puso en contacto con Zakarías para trasladarse a tierras catalanas y reunirse con otras personas que tienen el mismo interés: formar un equipo de fútbol y demostrar que el deporte no entiende de barreras.

Ahora, el próximo día 13 de abril, Kike se desplazará de nuevo a Olot (Girona) para realizar una concentración de cinco días y participar en un torneo de fútbol-7 con otras asociaciones. "Es un sueño cumplido, estoy muy contento porque no me lo esperaba, al fin voy a poder sentirme jugador", dice.

Kike, que trabaja en una empresa municipal de aparcamientos, es hoy día el más feliz del mundo. "Desde pequeño siempre quería jugar al fútbol y hacer mi propio equipo y gracias a muchas ayudas, entre ellas la Federación de Fútbol de Ceuta, voy a cumplirlo".

Ha solicitado la colaboración de la Federación de Fútbol de Ceuta para seguir un plan de entrenamiento y mejorar sus cualidades. "Jugar con muletas requiere una gran condición física, concentración y mucho talento, además de sacrificio", asegura.

De este modo, todos los martes y jueves Kike se ejercita en un campo de césped artificial supervisando su trabajo Juan Manuel Alamillos, exjugador profesional y entrenador de la Escuela de Fútbol.

"Después de tanto tiempo luchando ahora, con más ayudas, voy a convertir el sueño en realidad, por lo que agradezco el apoyo incondicional de mi familia, de mis amigos de la barriada con los que suelo jugar y de la Federación por su ayuda", cuenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento