El Área de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Bilbao ha transformado la plaza General Latorre en la primera isla sonora de Bilbao. La remodelación del espacio, que ha inaugurado esta tarde el alcalde en funciones, Ibon Areso, y el concejal de Obras y Servicios, José Luis Sabas, incorpora en su diseño aspectos que mejoran la plaza desde el punto de vista del confort acústico y alivian el ruido en la zona, lo que ha supuesto una inversión de 720.000 euros.

El Consistorio, consciente de que el sonido tiene "una trascendencia notable y demostrada en la vida de las personas", ha iniciado una línea de trabajo que busca "la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía a través de la búsqueda del confort acústico".

La plaza, situada en el Basurto, incorpora una fuente ornamental cibernética de 12 surtidores, iluminados por proyectores LED y con circuito cerrado de agua, que dota de un mayor atractivo visual a la plaza, ya que permite realizar movimientos de aparición y desaparición, persecuciones, explosiones u olas dinámicas.

Esta nueva infraestructura, además de embellecer la plaza aporta el sonido del agua y mitiga el del tráfico, con lo que crea un entorno más agradable acústicamente.

A esto contribuyen también las nuevas zonas ajardinadas que se han dispuesto delimitando la plaza y protegiéndola del tráfico rodado. Además, se han colocado 35 nuevos ejemplares de árboles de la especie Fagus Sylvática purpúrea en los alcorques y de la especie Photinia serrulata en los parterres. Esta barrera natural ayuda a crear un espacio más agradable acústicamente, aislándolo del tráfico rodado.

En el apartado del alumbrado, se ha mejorado y potenciado la iluminación de la plaza en la que utiliza la nueva tecnología de eficiencia energética LED. El Ayuntamiento ha renovado además la red de saneamiento de este entorno.

Por último, y con el fin de disuadir a los vehículos que circulen por alrededor de la plaza de adoptar grandes velocidades, se han renovado los pasos de peatones adaptándolos a la normativa de accesibilidad y se ha mejorado el asfaltado de la calle en el ámbito de actuación subiéndolo a ras de las aceras. De esta manera, se ha fomentado el carácter estancial del espacio.

Con este proyecto, el Ayuntamiento ha mejorado este espacio para dotarle de mayor calidad para su estancia y de una accesibilidad universal.

Proyecto europeo

El Consistorio bilbaíno lidera el proyecto europeo QUADMAP, que tiene como objetivo investigar sobre las posibilidades de reducir la contaminación acústica.

Se trata del proyecto que tiene una duración de tres años y se centra en la definición y gestión de zonas tranquilas en el marco de la Directiva europea2002/49/CE sobre ruido ambiental. El papel del Ayuntamiento de Bilbao en este proyecto se basa en aplicar propuestas de actuaciones, desarrolladas en colaboración con los socios tecnológicos del proyecto, entre los que se encuentra Tecnalia, para crear espacios de tranquilidad en espacios urbanos de Bilbao. Las plazas y parques de la ciudad serán los espacios de prueba y participación.

Este proyecto, que está subvencionado por la Unión Europea, servirá para intercambiar experiencias con otras administraciones y centros de investigación europeos ubicados en los entornos de Rotterdam, Florencia y Paris.

El Área de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Bilbao quiere generar espacios públicos de calidad, más allá de la meramente constructiva. Por eso, en los nuevos proyectos de la ciudad y sus barrios, desde los más importantes hasta las pequeñas actuaciones, incorporen el confort acústico como un elemento más.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.