El PA critica que el Estado "rescate" las autovías quebradas de Madrid y no actúe con la AP-4 o la N-IV

El secretario provincial de PA, Manuel Visglerio, ha exigido al Partido Popular y al Gobierno central del popular Mariano Rajoy la liberación del peaje de la autovía AP-4, "en lugar de salir al rescate de las autopistas privadas de acceso a Madrid que están en riesgo de quiebra".

El secretario provincial de PA, Manuel Visglerio, ha exigido al Partido Popular y al Gobierno central del popular Mariano Rajoy la liberación del peaje de la autovía AP-4, "en lugar de salir al rescate de las autopistas privadas de acceso a Madrid que están en riesgo de quiebra".

Todo se encuadra en el marco de los problemas de movilidad que separan a las provincias de Cádiz y Sevilla, pues ambas provincias están conectadas, principalmente, por la tortuosa carretera N-IV y la autopista de peaje AP-4, que por cierto ha subido recientemente sus tarifas. En 2005, el Gobierno andaluz, entonces presidido por Manuel Chaves, acordó con la concesionaria de la autovía AP-4 la liberalización del tramo comprendido entre Jerez de la Frontera y Puerto Real a cambio de una contraprestación de 72,3 millones de euros, toda vez que la idea era entonces crear una vía alternativa desdoblando la antigua carretera nacional N-IV.

Allá por 2006, así, comenzó a gestarse este proyecto destinado a transformar en autovía o desdoblar la antigua carretera N-IV, una idea para la cual fueron redactados incluso los correspondientes estudios informativos y proyectos técnicos, mediando incluso expropiaciones a manos de la Demarcación de Carreteras del Estado en Andalucía Occidental. El proyecto, sin embargo, se desvaneció a cuenta de la catástrofe financiera sufrida por España y, de hecho, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 no contemplan absolutamente nada para esta iniciativa.

Vislglerio, en ese sentido, lamenta que el gobierno del Estado plantee rescatar una decena de autopistas de peaje que están en riesgo de quiebra, creando una sociedad pública de autopistas que asumiría las deudas de las concesionarias y de los bancos acreedores, por un montante de 2.400 millones de euros, asumiendo también el Estado el pago de 1.200 millones de euros pendiente del pago de expropiaciones no afrontados por las mismas.

Para Manuel Visglerio, "es inadmisible que se siga destinando dinero público para rescatar a las concesionarias englobadas en la patronal SEOPAN y a seis bancos acreedores y, al mismo tiempo, no haya dinero para liberar el peaje de la AP-4 o al menos para bonificar su importe".

Visglerio, que la semana pasada emprendió acciones legales contra la ministra de Fomento, Ana Pastor, y la denunció por homicidio imprudente tras la última víctima de la Nacional IV, ha vuelto a preguntarse por qué el gobierno no bonifica la AP-4 al igual que el ministerio hace con otras autopistas para evitar problemas de siniestralidad como en el caso de la Nacional II y no lo haga con la Nacional IV.

Para el secretario provincial andalucista, "este tipo de medidas demuestran que para el PP son más importantes los intereses de los bancos y las grandes empresas que los intereses y la vida de los ciudadanos". Por último Visglerio se ha preguntado "¿cómo es posible que haya 3.600 millones para salvar bancos y no haya dinero para desdoblar la Nacional IV o al menos 15 millones para bonificar el peaje de la AP-4 y reducir el número de accidentes y de víctimas en el único tramo sin desdoblar desde Madrid a Cádiz?".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento