Una mujer resulta herida grave por un disparo de su expareja, que se entregó a la Guardia Civil

  • Recibió un tiro en la cabeza y se encuentra en estado de "muerte cerebral".
  • Sobre otra antigua pareja de la víctima sí pesaba una orden de alejamiento por maltrato pero no se conoce que existiera la misma orden sobre el detenido.
  • También se desconoce si existían denuncias previas a la agresión.
  • 016: teléfono contra la violencia doméstica (no deja rastro en la factura).
Varias mujeres durante una protesta contra la violencia machista.
Varias mujeres durante una protesta contra la violencia machista.
EFE

Una mujer se encuentra en estado de muerte cerebral en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid tras recibir en un parque público del municipio vallisoletano de Medina del Campo un tiro en la cabeza efectuado por su expareja, que se entregó a la Guardia Civil en Villamuriel de Cerrato, en la provincia de Palencia, según fuentes policiales.

La mujer, residente en Medina del Campo, se dirigía al gimnasio cuando, a la altura del puente Aguacaballos, fue abordada por el agresor que se ha bajado de un vehículo con un arma de fuego en la mano y ha hecho dos disparos que resultaron fallidos. Después el agresor ha vuelto a montar el arma, ha hecho otro disparo que ha impactado en la cabeza de la víctima y seguidamente ha emprendido la huida en su vehículo en dirección a Tordesillas por la autovía del Noroeste.

La víctima, nacida en 1981 y con iniciales M.H.G.L., recibió un tiro en la cabeza. Desplazados hasta el lugar los servicios de emergencias, la joven ha sido evacuada inmediatamente al Hospital Comarcal de Medina del Campo, desde donde se la ha trasladado, a su vez, a un centro hospitalario de la capital vallisoletana.

Su expareja, nacido en 1973 y con iniciales P.P.O.T., se entregó después a la Guardia Civil en la localidad de Villamuriel de Cerrato, en la provincia de Palencia, situada a 95 kilómetros del lugar donde efectuó el disparo.

Según fuentes de la Guardia Civil, sobre otra antigua pareja de la víctima sí pesaba una orden de alejamiento por maltrato pero no se conoce que existiera la misma orden sobre el detenido, ni tampoco denuncias presentadas por la mujer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento