Los estudiantes de las enseñanzas medias y de las universidades fueron convocados a manifestarse este jueves en cerca de cincuenta ciudades en defensa de la educación pública, contra los "recortes", la subida de tasas universitarias y la reforma educativa.

En Madrid, cientos de personas —20.000, según los convocantes, y alrededor de 1.000, según fuentes policiales— se sumaron desde las 12.00 horas a la protesta bajo el lema 'Becas sí, tasas no; no a la contrarreforma franquista', entre ellas un grupo de trabajadores "en lucha" de la planta que tiene Coca-Cola en Fuenlabrada y también de Telemadrid. La secretaria general de la plataforma, Ana García, señaló que el objetivo de estas movilizaciones es "levantar la bandera de la lucha contra los recortes del Gobierno del PP".

García se mostró partidaria de seguir con las movilizaciones en rechazo de la reforma educativa e hizo un llamamiento a los sindicatos de docentes y asociaciones de padres para luchar de forma unida. En cuanto a los encierros en las universidades madrileñas, las ha calificado de "iniciativas pacíficas" de los jóvenes que "no aguantan más la precariedad" y ha vuelto ha pedir la dimisión del rector de la Universidad Complutense por las detenciones.

Al final de la marcha en Madrid, en la Puerta del Sol, un grupo de diez personas, pertenecientes al sindicato CNT, trató de "reventar" la manifestación, según han relatado fuentes del Sindicato de Estudiantes a 20minutos. El incidente, que no ha dejado ni heridos ni contusionados, ha durado "unos 30 segundos" y se han producido empujones y agresiones con palos de banderas, hasta que trabajadores de Coca-Cola y Telemadrid, junto con algunos de los estudiantes presentes, les han echado por su "actitud lamentable". Los alborotadores han increpado a los estudiantes y medios de comunicación al grito de: "Sois unos manipuladores, traidores y vendidos".

El Sindicato de Estudiantes se ha desmarcado de los incidentes. El portavoz del sindicato estudiantil, Tohil Delgado, que ha intentado frenar a los violentos que, encapuchados, con algún palo y banderas de la CNT, han irrumpido al acabar la marcha en Madrid, ha afirmado que se trataba de "infiltrados habituales" que "no tienen nada que ver" con el movimiento estudiantil.

Protestas en Barcelona

Por otro lado, en Barcelona, más de un millar de estudiantes de secundaria y universitarios se manifestaron por el centro de la ciudad. 'Ni CiU ni PP, tumbemos los gobiernos de los ricos. Queremos nuestras becas', rezaba el lema de la pancarta que encabezaba la manifestación, que se inició hacia las 12.15 horas en la plaza Universidad para terminar en la de Sant Jaume.

Las manifestaciónes son el punto culminante de 48 horas de huelga convocadas por el Sindicato  La manifestación se desarrolló en un ambiente festivo y los estudiantes portaban pancartas con lemas a favor de la educación pública y contra los recortes, mientras algunos ondeaban banderas independentistas y republicanas. El portavoz del Sindicato de Estudiantes, Borja Latorre, ha señalado que "la movilización de hoy y la huelga de estas 48 horas era absolutamente necesaria por los recortes que se han realizado en los últimos años en el sector educativo público".

Las manifestaciones son el punto culminante de 48 horas de huelga convocadas por el Sindicato y con las protestas que el colectivo Tomalafacultad -engloba a las universidades públicas madrileñas- ha llevado a cabo durante toda la semana.

Además, en la manifestación de Bilbao se han producido cuatro detenidos por dersórdenes públicos. La manifestación estaba organizada por Ikasle Sindikatua, Ikasle Abertzaleak y el Consejo de Estudiantes de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y ha comenzado en el Sagrado Corazón sobre las 12.30 horas. En un momento de su recorrido por calles céntricas bilbaínas, un grupo de encapuchados salió del grueso de la marcha e inició los disturbios cruzando contenedores en la vía pública y prendiéndoles fuego, según el relato policial.

Mientras, otros ocho jóvenes han sido arrestado en Pamplona durante los incidentes registrados al término de una manifestación por la mañana. Están acusado de desórdenes públicos, han señalado fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Tras las primeras cuatro detenciones han proseguido los enfrentamientos entre jóvenes y policías por el casco viejo y las calles aledañas, registrándose otros cuatro arrestos, según dicha fuente. Ya por la tarde, Pamplona volvió a registrar incidentes y se produjo otro nuevo arresto.

En Vitoria, desconocidos han lanzado piedras contra furgonetas de la Ertzaintza y contra un centro educativo y han prendido contenedores, aunque no se han practicado detenciones. La manifestación en Vigo se ha disuelto antes de llegar a su destino tras encararse los organizadores, del Sindicato de Estudiantes, con un grupo de encapuchados que pretendía infiltrarse en la marcha. También ha habido incidentes en Guadalajara, donde más de 150 estudiantes se han manifestado y se han vivido momentos de tensión con algunos jóvenes afines a grupos fascistas.

"Las becas son un derecho"

Ya por la tarde, Tomalafacultad volvió a convocar una gran manifestación en Madrid que fue desde Atocha al Ministerio de Educación bajo el lema 'Unidas contra el tasazo. Las becas son un derecho. La precariedad un delito'.

Dicha manifestación también estaba convocada por la Plataforma Regional por la Escuela Pública de la Comunidad de Madrid, formada por los sindicatos CC OO, UGT, STEM, la FAPA Francisco Giner de los Ríos o el propio Sindicato de Estudiantes, MRP y FRAVM. Esta Plataforma llamaba a toda la comunidad educativa padres, madres, alumnado y profesionales de la educación, así como a la ciudadanía en general.

Seguidos por furgones de la Unidad de Intervención Policial, los manifestantes, algunos de los cuales vestían las camisetas de la 'marea verde' en favor de la enseñanza pública, portaban pancartas con lemas como 'Las becas son un derecho, la precariedad un delito', 'estudiantes por una juventud digna' o 'educación libre en una sociedad sin clases'.

El míercoles, primer día de la huelga educativa, coincidió con las protestas en algunas facultades madrileñas, que se saldaron con 54 detenidos en la Universidad Complutense de Madrid y que dejó unos números muy dispares en cuanto a seguimiento.

La huelga estudiantil en los centros públicos de enseñanzas medias (Secundaria y Bachillerato) ha rondado en su primera jornada el 90% de seguimiento, según el Sindicato de Estudiantes, que ha destacado el apoyo en Madrid, Galicia, Asturias, Aragón, Cataluña, Valencia, Extremadura y Andalucía. Según el Ministerio de Educación, el seguimiento de la huelga "en ningún caso llega al 20%". Algunas comunidades autónomas lo han cifrado entre el 43,3% de Canarias y el 7,29% de Castilla y León. En Barcelona ciudad ha sido del 65,43%, según el Departamento de Enseñanza de la Generalitat.

Con estos dos nuevos días de huelga —los primeros en 2014—, ya son catorce las jornadas de protestas convocadas por este sindicato estudiantil contra los "recortes" en educación, la reforma educativa liderada por el ministro José Ignacio Wert y sus políticas educativas.

50 marchas convocadas

Marchas estudiantiles