Tenso cruce de acusaciones entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el senador del PP Pío Gracía Escudero en la sesión de control al Gobierno en el Senado, centrada en la atenuación de la condena al preso etarra Iñaki De Juana Chaos.

El retraso con el que comenzó la sesión ya hacía prever que este miércoles se viviría una auténtica lucha de gladiadores en la Cámara Alta.

El escenario era el de las grandes ocasiones. Un público ruidoso, de los que despiertan la ira del presidente de la Cámara, y dos hombres batiéndose en duelo. "Es una vergüenza", llegó a decir Javier Rojo -presidente del Senado-, que tuvo que emplearse a fondo para poner orden ante los constantes murmullos y abucheos que impedían escuchar en ocasiones a los comparecientes.

Usted tiene miedo señor Zapatero, miedo a ETA y miedo de la sociedad española tras su decisión

El combate comenzó con la esperada pregunta de Escudero (PP) al presidente del Ejecutivo: ¿Puede explicar el Gobierno su cambio de decisión sobre el preso etarra De Juana Chaos? Y a partir de ahí, fuego a discreción.

Zapatero acusó al Partido Popular de protagonizar un auténtico "aluvión de demagogia" y quiso resaltar que Iñaki De Juana Chaos "no cumplía condena por asesinatos, sino por amenaza".

Asimismo, dijo que el Gobierno tomó la decisión "más responsable", escudándose en "los informes técnicos y judiciales favorables" y en el "derecho a la vida", y dejó caer de paso que fue el Gobierno de José María Aznar (PP) el único que le redujo el tiempo en prisión "cuando sí cumplía condena por 25 muertes".

Pío Escudero, batallador, aseguró sentirse muy orgulloso de las decisiones tomadas por el ex presidente y lanzó la pelota al tejado de Zapatero: "¿Está usted orgulloso de la política antiterrorista de otros gobiernos socialistas?".

Los populares le aclamaban y Pío se gustaba. Tanto que puso la directa con una afirmación que fue tan repetida como contundente: "Usted tiene miedo señor Zapatero, miedo a ETA y miedo de la sociedad española tras su decisión".

Y esto fue lo que más le dolió al presidente. Zapatero, más agresivo que de costumbre y especialmente inspirado, lamentó que ésta fuera "la primera vez que un partido responsable se atreve a decir que un Gobierno ha cedido ante el chantaje de ETA", se felicitó por participar en un debate que "nunca se produjo" en la era Aznar y acusó al Gobierno de este último de excarcelar anticipadamente a 306 etarras, liberar a 21 por motivos de salud y reagrupar a otros 43 durante el secuestro de Ortega Lara.

Iñaki Bilbao fue excarcelado (...) y dos años después mató a un concejal socialista

Cuando parecía que el debate estaba acabado, el presidente sacó su último as de la manga: "Iñaki Bilbao fue excarcelado cuando sólo había cumplido 17 de los más de 50 años de prisión a los que estaba condenado, y dos años después mató a un concejal socialista (...) y aún así apoyamos al Gobierno".

Tal fue el ímpetu de Zapatero en la sesión de control que el líder del PP, Mariano Rajoy, no tardó en comparar su actitud con la de "un hooligan", invitándole a mantener con él un debate parlamentario tranquilo y sosegado.

Zapatero terminó su comparecencia haciendo una petición al Partido Popular de que, "por responsabilidad", abandone la oposición feroz e irracional que a su juicio está haciendo en materia antiterrorista.

Dos puntos de vista muy distintos

  • Zapatero apela al derecho a la vida como base de la decisión, mientras que Escudero cree que De Juana no corría peligro porque "es un cobarde".
  • El PP dice que el Gobierno ha actuado por miedo y habla de "fraude de ley". Zapatero afirma que el juez tiene la última palabra y que "todos los informes técnicos y jurídicos han sido favorables a la solución adoptada".
  • Escudero acusa a Zapatero de ceder al chantaje de ETA y el presidente contesta que "no sería la primera vez que un Gobierno cede".
  • Para Zapatero, De Juana estaba en huelga de hambre. Escudero lo ve más como "una dieta blanda".

Motivo de la comparecencia

La comparecencia de hoy se produjo tras el rechazo de la junta de portavoces a discutir el tema en un pleno extraordinario en el Congreso y tras la respuesta del Partido Popular al documento que Zapatero presentó el lunes en la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE.