Descubierto un inmigrante en el salpicadero de un coche en la frontera entre Melilla y Marruecos

La Guardia Civil ha descubierto a un inmigrante subsahariano oculto en un doble fondo de un salpicadero, en lo que supone el décimo vehículo interceptado de estas características localizado en la frontera entre Melilla y Marruecos.
Inmigrante, en el salpicadero de un coche
Inmigrante, en el salpicadero de un coche
EUROPA PRESS/GUARDIACIVIL

La Guardia Civil ha descubierto a un inmigrante subsahariano oculto en un doble fondo de un salpicadero, en lo que supone el décimo vehículo interceptado de estas características localizado en la frontera entre Melilla y Marruecos.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia de Melilla, la última intervención ha tenido lugar en la Aduana de Beni-Enzar durante el registro de un vehículo marca Renault, modelo 21, de color negro y matrícula marroquí, que en esos momentos accedía a la ciudad autónoma procedente de Marruecos ocupado a primera vista por su conductor.

Sin embargo, al iniciarse el reconocimiento por la zona del salpicadero los agentes apreciaron cierta anomalía que conllevó la introducción de la mano del guardia civil actuante por la parte inferior de la guantera, acción en la que palpó en el interior de ese habitáculo lo que se correspondía con "el hombro de una persona".

Esta acción llevó a los agentes del Instituto Armado a arrancar el salpicadero para auxiliar a la persona allí oculta a poder salir. El portavoz policial ha detallado que una vez en el exterior recibió primeros auxilios, "sin que fuese necesario atención médica ya que se logró estabilizar de los síntomas que presentaba y aquejaba", consistentes tan sólo en "leve sudoración".

El portavoz policial ha señalado que el doble fondo construido es hermético, no cuenta con ningún tipo de ventilación y "puede que la persona allí oculta llevase muy poco tiempo allí introducida, ya que no presentaba un cuadro de síntomas graves como ha ocurrido en otras ocasiones".

El inmigrante auxiliado a salir es un varón, joven, indocumentado, que dice proceder de Guinea Conakry, de unos 18 ó 19 años de edad, que ha pasado a disposición judicial en calidad de testigos y posteriormente se le ha aplicado la vigente Ley de Extranjería.

El conductor detenido es un ciudadano de nacionalidad marroquí, con domicilio en la vecina localidad de Nador (Maruecos), de 21 años de edad, que pasó a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra los ciudadanos extranjeros, decretando la autoridad judicial su ingreso en prisión.

El portavoz policial ha asegurado que en lo que va de año, la Guardia Civil "ya ha interceptado diez vehículos utilizados por las mafias", en los que 15 personas han sido auxiliadas y rescatadas y también 15 los individuos detenidos por este tipología delictiva, conocida en el argot como de "tráfico de inmigrantes o de personas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento