Adolfo Suárez, otro gran personaje político que el cine español no se ha detenido a mirar

Ginés García Millán, dando vida a Adolfo Suárez en 'Adolfo Suárez, el Presidente'.
Ginés García Millán, dando vida a Adolfo Suárez en 'Adolfo Suárez, el Presidente'.
ANTENA 3/ ARCHIVO

Caminos paralelos, pero que apenas se han cruzado: política y cine no se han mezclado demasiado en España, al menos en lo que se refiere a películas. Se ha hablado, y mucho, del posicionamiento de directores y sobre todo actores en temas candentes como la participación española en la guerra de Irak o los recientes recortes que han afectado, entre otras, a la cultura, pero apenas ha habido miradas cinematográficas sobre la reciente historia de nuestro país.

En EE UU ha habido películas sobre Lincoln, Nixon o George W. Bush (además de sobre elecciones y campañas presidenciales o escándalos como el Watergate) e Italia ha explotado figuras como la de Berlusconi (El caimán) o Andreotti (Il divo), pero el cine patrio apenas posó su vista sobre Adolfo Suárez, el primer presidente de gobierno democrático tras el franquismo y figura clave en la Transición.

En televisión, sí: una miniserie de Antena 3 indagó sobre el político abulense en Adolfo Suárez, el Presidente, una película para televisión que repasaba su trayectoria política y personal desde su juventud hasta el 29 de enero de 1981, cuando presentó su dimisión. Ginés García Millán fue el encargado de dar vida a Suárez en el proyecto, dirigido por el colombiano Sergio Cabrera.

Asignatura pendiente

La Transición, aunque de manera más tangencial, sí era protagonista de distintas películas como Asignatura pendiente (José Luis Garci, 1977) o Siete días de enero (donde, en 1979, Juan Antonio Bardem recreaba la matanza de Atocha de 1977). El libro Cine español y adoctrinamiento político en democracia, de Víctor Miguel Pérez, lamentaba cómo un cine que se "autodenomina como democrático" ha estado más pendiente "del revanchismo histórico que de contar verdades de los dos bandos".

Entre esas verdades, sin duda alguna, habría sido interesante indagar en la de Adolfo Suárez, político que daría para una desveladora historia y una buena película. De momento, no ha sido, aunque quizá su muerte estimule a alguien a explorar en un género cinematográfico, el subjetivo y analítico cine político, apenas frecuentado por el celuloide nacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento