Apartamentos de vacaciones
Un edificio de apartamentos vacacionales. ARCHIVO

Porque cada vez les interesa más el ‘ladrillo’ español o porque los nacionales compran poco, el caso es que los extranjeros compraron el 21,4% de viviendas que se vendieron en el mercado libre en 2013 en España. Según datos del Consejo General del Notariado, los extranjeros compraron 55.187 viviendas, un 9,8% más que en 2012.

Compraron 55.187 viviendas, un 9,8% más que en 2012Los extranjeros no residentes concentraron el 54% de las operaciones, 6 puntos más que en 2012 y, con un incremento de sus compras del 22,6%, "volvieron a ser el motor del crecimiento de estas operaciones". Por contra, las correspondientes a residentes bajaron el 2,3%.

Por comunidades autónomas, se observa cómo los extranjeros no residentes continúan teniendo un mayor peso que los residentes en las zonas costeras, donde se concentra la mayoría de la demanda vacacional de viviendas. En concreto, la Comunidad Valenciana, con un 16,9%, es la que concentró el mayor crecimiento de compraventa de vivienda libre por parte de extranjeros.

A continuación, figuran Canarias (+15,7%), Andalucía (+15,6%), Murcia (+15,2%), Cataluña (+7,7%), La Rioja (+4,5%), Islas Baleares (+3,1%) y Asturias (+0,6%). En terreno negativo se situaron, en cambio, Galicia (-32,5%), Castilla y León (-28,9%), Navarra (-23,4%), Castilla-La Mancha (-23%), Aragón (-20,1%), País Vasco (-14,1%), Comunidad de Madrid (-9,1%), Cantabria (-6,8%) y Extremadura (-2%).

Entre no residentes, destacan los aumentos de colombianos (+311%), argentinos (+97,8%) y chinos (+76,9%)Por nacionalidades, los británicos concentraron el 14,9% de las operaciones, un 11,7% más que en 2012, pero lejos del 34,3% que llegaron a alcanzar en 2007, en pleno auge del negocio inmobiliario. Los franceses coparon el 10,9% de las compraventas efectuadas por extranjeros, los rusos el 8,2%, los alemanes el 7,8% y los belgas el 6,9%.

Los compradores no residentes colombianos y argentinos fueron los más activos, con incrementos del 311,1 y del 97,8%, respectivamente, seguidos de chinos (76,9%) y ecuatorianos (60%). Entre los extranjeros residentes, los mayores repuntes se dieron entre daneses (27%), suecos (24,4%), estadounidenses (20%), franceses (11,8%), rusos (10,8%) y británicos (10,7%).

El precio medio por metro cuadrado de estas operaciones se situó en 1.486 euros, inferior en un 3,8% al de 2012, un dato que, según la misma fuente, "parece apuntar hacia una cierta desaceleración de su caída".

El pasado mes de junio, el Gobierno español aprobó un proyecto de ley por el que se concedería un permiso de residencia a los extranjeros que compraran viviendas por un importe superior a 500.000 euros (unos 680.000 dólares).