El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha fallecido en la tarde de este jueves en su domicilio a consecuencia del cáncer que sufría desde hace años.

Azkuna, de 71 años, ha muerto en su casa de Bilbao junto a "su familia y su entorno personal", según informa el Ayuntamiento de Bilbao en un breve comunicado.

Alcalde de Bilbao desde 1999, en 2003 le fue diagnosticado un cáncer de próstata que nunca ocultó y que fue agravando su estado de salud hasta su muerte.

Azkuna quiso despedirse de los bilbaínos a través de un último mensaje en el que dice textualmente: "Gracias a todos por haberme ayudado y soportado. Habéis sido estupendos".   

A través de la redes sociales, el director delegado del gabinete del alcalde, Andoni Aldekoa, dio a conocer, pocas horas después de la muerte del regidor municipal, su último mensaje a la ciudadanía, a la que ha dado las gracias por su ayuda y apoyo.

Pleno extraordinario

En las próximas horas, se convocará la Junta de Portavoces y un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Bilbao, si bien "por expreso deseo del alcalde, se realizarán unas exequias privadas, en la intimidad de la familia y de las personas más allegadas", añade la nota.

El 2 de marzo, el rey Juan Carlos le visitó en su vivienda particular de Bilbao "En nombre del alcalde de Bilbao, pedimos que se respete su voluntad y transmitimos su agradecimiento al pueblo de Bilbao", concluye el comunicado. Su funeral será el próximo lunes 24 de marzo a las 12.00 horas en la catedral de Santiago de Bilbao.

Azkuna fue ingresado en el hospital el pasado 23 de febrero debido a la caída que sufrió por un desfallecimiento. Su último acto público tuvo lugar diez días antes. A los dos días, recibió el alta para seguir con el tratamiento en su domicilio.

El 2 de marzo, el rey Juan Carlos le visitó en su vivienda particular de Bilbao después de que se confirmara que Azkuna no asistiría a la inauguración del foro económico previsto en el Museo Guggenheim. El estado de salud del alcalde se agravó el pasado día 14, lo que obligó a la dirección del PNV de Bizkaia a reunirse de urgencia para informar de la situación a las juntas locales. El alcalde vio deteriorada notablemente su salud en el último año, en el que se sometió a tres operaciones, una de ellas para extirparle un riñón.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.