Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo compuesto por cuatro ciudadanos chinos que elaboraban y distribuían copias pirateadas de CD y de películas, que ofrecían a sus clientes por catálogo y luego entregaban a domicilio, según los encargos.

Los detenidos vendían sus copias piratas por catálogo y a domicilio

Además de los cuatro detenidos, a los que se han intervenido 34.550 discos y miles de carátulas en color listas para su venta, se ha localizado un chalet en Getafe (Madrid) en el que habían instalado tres torres de grabación con veinticuatro grabadoras que funcionaban ininterrumpidamente de día y de noche.

En el desarrollo de la operación han participado la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), la Unidad Central contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental y Policía Municipal de Madrid (UID) del Distrito de Puente de Vallecas.

En los últimos meses, la UDEV Central había detectado un incremento notable de CD y películas pirateadas, que eran distribuidas en varios distritos de Madrid por un grupo de chinos.

A domicilio y por teléfono

Las primeras entregas importantes de este material ilícito se produjeron en los distritos madrileños de Vallecas y de Usera, extendiéndose posteriormente a otros barrios de la capital y a otras provincias españolas, cuya venta en la vía pública se realizaba a través de los "manteros".

Las investigaciones realizadas dieron como resultado la localización en Getafe de los responsables de la elaboración y distribución de las copias piratas, que residían en un chalet de la calle del Canto de este municipio.

Se comprobó que el grupo delictivo funcionaba bajo pedido, ya que repartían catálogos en color de todas las películas y música que pirateaban, que entregaban en mano a los clientes, quienes hacían y los pedidos por teléfono.

Una vez cumplimentados los encargos, uno de los miembros del grupo llevaba a cabo la distribución a domicilio. Los cuatro detenidos, todos de nacionalidad china, son Zhun Z., de 36 años, Xiano L., de 32 años, Fei Z., de 22 años, y Wei Z., de 29 años.