La pobreza infantil no disminuye pero sí entre los mayores de 65 años, según el Idescat

  • La pobreza afecta a uno de cada tres menores y a uno de cada diez ancianos.
  • El Idescat usa un nuevo método de cálculo para adaptarla al censo.
  • Las entidades alertan de los efectos a largo plazo de la pobreza infantil.
  • Hay más familias con problemas para llegar a final de mes y afrontar imprevistos.
  • Las familias con niños, de separados, de extranjeros, con estudios básicos o que viven de alquiler son los que tienen más dificultades.
Niños pequeños en el colegio.
Niños pequeños en el colegio.
GTRES

Los menores de 16 años son los más afectados por la pobreza y la sufren el 29,1%, según los datos publicados este miércoles por el Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat) referentes a 2012. Sin embargo, disminuyó en otro de los colectivos más vulnerables, el de los mayores de 65 años, y afectó al 10,4%, siete puntos menos que el año anterior.

Del informe se desprende que en 2012 la pobreza afectó a uno de cada tres menores de 16 años mientras que en 2011 la sufrieron uno de cada cuatro. Sin embargo, el Idescat, que ha usado un nuevo método de cálculo, asegura que en realidad la tasa de 2011 era del 29,4%, similar a la del 2012.

"Cada día se publican estadísticas y son relativamente importantes porque ratifican la situación actual", lamenta el presidente de la Federación de Entidades de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Fedaia), Jaume Clupés, quien alerta de las consecuencias a largo plazo pues "no solo se trata de que no tienen cubiertas las necesidades básicas sino la complicada situación diaria que viven".

Clupés, bastante decepcionado con el pleno de la pobreza celebrado en el Parlament, recuerda que "estos niños son los adultos de mañana y deberán contribuir al Estado del Bienestar y sustentar la sociedad en 10 o 15 años". Sin embargo, con la situación actual pueden desarrollar problemas de salud, dificultades de aprendizaje y trabas para encontrar trabajo, lo que "tendrá un coste económico muy alto" para toda la sociedad.

Menos pobres con el nuevo método

En conjunto, la pobreza en Cataluña se redujo cuatro décimas entre 2011 y 2012, al pasar del 20,5% al 20,1%. Cabe destacar que el Idescat ha cambiado el método de cálculo para adaptarse al nuevo censo, en línea con el Instituto Nacional de Estadística (INE), según ha explicado en un comunicado. La nueva metodología aumenta en once décimas la tasa de pobreza de 2011 facilitada hasta ahora, que era del 19,4%.

El nuevo porcentaje se sitúa por debajo del 22,2% de España y ligeramente por encima del 16,9% de la Unión Europea. La tasa de pobreza prácticamente dobla la de Islandia, donde es del 12,7%, y es casi la mitad que la de Bulgaria, donde el 49,3% de los ciudadanos son pobres. En cuanto a la tasa Arope, que mide el riesgo de exclusión, el Idescat revela que en 2012 afectaba al 24,9% de la población y el año anterior era del 26,6% (antes del cambio metodológico era del 21,6%).

Según el Idescat, el 58,7% de los hogares recibieron al menos un tipo de prestación social en 2012, un 7,7% más que el año anterior, de las cuales un 59,1% eran por jubilación o viudedad, un 28,4% por desempleo y un 27% otro tipo de subsidios. Sin estas ayudas, la tasa de pobreza se hubiera disparado hasta el 44,8%.

Divorciados, con hijos y extranjeros

El 31,6% de los hogares tuvieron dificultades para llegar a final de mes (8,2 puntos más). Los que más problemas padecieron fueron aquellos compuestos por un adulto con al menos un hijo menor de edad (47,5%) o cuando el sustentador principal sólo tiene estudios básicos (38,7%), está separado o divorciado (45,3%), es extranjero (57,2%) o la casa es de alquiler (49,9%).

El 40,9% de los hogares (1.200.900) no pudieron permitirse pasar una semana de vacaciones fuera de casa al año, nueve puntos más que en 2011. También hubo más familias que no podían afrontar gastos imprevistos, un 40,6%, cinco puntos más que el año anterior.

Además, 320.000 familias sufrieron pobreza energética y no pudieron mantener la vivienda a la temperatura adecuada, un 10,9%, 3,3 puntos más aunque los ingresos medios familiares aumentaron ligeramente, hasta los 25.787 euros al año. Los ingresos medios por persona se situaron en 10.185 euros, un 1,3% más.

El 24,5% de las familias contaron con unos ingresos inferiores a los 14.000 euros y el 44%, con más de 25.000. Hubo 45.000 hogares menos en el intervalo de 9.001 y 14.000 y 72.000 más en la franja de 14.001 a 19.000. Con todo, el umbral de la pobreza se situó en los 16.972,2 en los hogares compuestos por dos adultos y dos menores  y en los 8.082 euros netos anuales en hogares unipersonales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento