Investigan la cesión judicial del velero de unos narcotraficantes a un mosso

  • La embarcación fue incautada en 2007 porque transportaba 2.880 kilos de hachís.
  • Un inspector de los Mossos pidió el velero a cambio de asumir el mantenimiento.
  • El caso salió a la luz durante el juicio de varios de los narcotraficantes.
  • La Dirección General cree que es reprobable ética y moralmente pero no ilegal.
El velero incautado en Roses en 2007 con 2.880 kilos de hachís a bordo.
El velero incautado en Roses en 2007 con 2.880 kilos de hachís a bordo.
MOSSOS D'ESQUADRA

La Presidencia de la Audiencia de Girona ha pedido a la titular del Juzgado de Instrucción 5 de Figueres que le remita un informe sobre por qué se cedió en depósito un velero incautado a unos narcotraficantes en Roses en 2007 a un inspector de los Mossos d'Esquadra, han confirmado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El inspector de los Mossos Jordi Ollé, en esa época responsable del Área central de Crimen Organizado, solicitó al juzgado formalmente que le cediera en depósito la embarcación, un velero británico de casi 11 metros de eslora, a cambio de asumir los gastos y su mantenimiento para que no perdiera valor, avanzó El Punt.

La juez le concedió la petición al inspector, actualmente jefe del Área de Investigación Criminal de la Región Metropolitana Sur de Barcelona, que hasta ahora ha estado utilizando este barco para uso personal en tiempo de ocio.

El caso salió a la luz en febrero, cuando fueron juzgados los narcotraficantes que transportaron 2.880 kilos de hachís en dicho velero y que fueron detenidos en junio de 2007 en unos canales de la urbanización Santa Margarida de Roses, momento en que se supo que el velero lo tenía en depósito el inspector.

La vista fue breve pues la Fiscalía y las defensas pactaron una pena de dos de cárcel y una multa de tres millones de euros para Mark Grelnhow, y otra de cuatro años de prisión y una sanción de cinco millones para Graig Frederick Callaghan porque la causa ha tardado siete años en llegar a juicio. Hay otros cuatro encausados pero no aceptaron el trato o no se presentaron.

Reprobable pero no ilegal

Desde la Dirección General de los Mossos, se ha pedido a la Audiencia que revise todo el procedimiento por si hay posibilidad de revisar la cesión del velero, aunque no contempla una actuación disciplinaria contra el inspector porque no ha cometido ninguna ilegalidad.

Sin embargo, admiten que ven esta conducta —de la que no tenían constancia— como reprobable ética y moralmente, ya que si se tuviera que utilizar, debería ser para operativos policiales, han indicado fuentes de la Dirección General a Europa Press.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento