Pablo Pineda pide que se respete el derecho a la vida de las personas con Síndrome de Down

El malagueño Pablo Pineda, primer europeo con Síndrome de Down en alcanzar una diplomatura, llama a la normalización de esta discapacidad y pide que se respete el derecho a la vida de quienes la presentan, en relación con la reforma proyectada de la legislación del aborto en España que contempla la posibilidad de abortar en caso de problema fetal si éste acarrea un daño demostrable a nivel psicológico para la madre.

El malagueño Pablo Pineda, primer europeo con Síndrome de Down en alcanzar una diplomatura, llama a la normalización de esta discapacidad y pide que se respete el derecho a la vida de quienes la presentan, en relación con la reforma proyectada de la legislación del aborto en España que contempla la posibilidad de abortar en caso de problema fetal si éste acarrea un daño demostrable a nivel psicológico para la madre.

"Me da pena que se niegue el derecho a la vida a una persona por tener Síndrome de Down, pues tenemos mucho que aportar a la sociedad: alegría, optimismo, ternura y un sinfín de valores positivos. Puedo asegurar que el Síndrome de Down no se padece, sino que se disfruta", afirma Pineda, con motivo de la conmemoración, el 21 de marzo, del Día Internacional de esta discapacidad.

A su juicio, se debe valorar a las personas con el síndrome por sus "cualidades positivas" y no por sus limitaciones, "que siempre pesan menos". Esta creencia debe asentarse en las familias, que son el primer contexto socializador", ha afirmado.

En un comunicado suscrito por Fundación Adecco, en la que Pineda es consultor, el también actor lanzaba además un mensaje de sensibilización y apelaba a la normalización del colectivo. "No hace ni un siglo que las personas con discapacidad éramos símbolo de vergüenza en las familias, se nos trataba de ocultar", señala.

En este sentido, incide en que "históricamente, la discapacidad siempre se ha asociado a lo negativo o lacrimógeno" y apunta que si bien "es cierto que se ha avanzado mucho en este sentido, aún perduran innumerables 'tics' sociales y culturales" que hacen que las personas con discapacidad no puedan llevar una vida normalizada.

"La solución a esto es sensibilización y más sensibilización. Me gustaría que se conciencie desde las edades más tempranas, y que la sensibilización sea un aspecto prioritario en el programa educativo de los colegios", comenta Pineda.

Asimismo, insiste en que se ponga el foco en las capacidades de las personas con discapacidad, en detrimento de sus limitaciones. "Si los empresarios se fijan en lo que podemos hacer, descubrirán que somos fichajes estrella. Sólo tienen que darnos una oportunidad para descubrir que al contratarnos no nos están haciendo un favor, sino que están realizando una inversión estratégica en su política de diversidad", asegura.

Según los datos difundidos por Fundación Adecco, en España existen 34.000 personas con Síndrome de Down, de las cuales aproximadamente 2.500 son menores de 6 años y se estima que los nacimientos de estas personas sigan una línea descendente. En el III Congreso Iberoamericano sobre el Síndrome de Down celebrado en octubre de 2013, se calculó que en 2014 esta población tocaría techo y, a partir de aquí, nacerían menos de los que van a fallecer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento