Aula de instituto
Un aula de Instituto de Educación Secundaria. EFE

La Comunidad de Madrid ha decidido, finalmente, mantener abierto el próximo curso 2014-2015 el instituto de Educación Secundaria Barrio de Simancas del distrito madrileño de San Blas.

Hace unos días padres y profesores empezaron a quejarse por las "sospechas fundadas" acerca de la clausura del centro. "Nos comunicaron que no abrirían el proceso de escolarización para el curso que viene y que los alumnos tendrían que desplazarse a otros centros", explican fuentes del centro. De hecho, este miércoles UGT denunciaba el cierre del centro, abierto en 1966 y al que acuden 285 alumnos.

Pero todos estos planes han quedado en papel mojado. Precisamente este miércoles un portavoz de la Consejería de Educación negaba el cierre: "Es absolutamente falso que se vaya a cerrar el IES Barrio de Simancas para el próximo curso", explicaba a 20minutos.

Es absolutamente falso que el instituto se vaya a cerrar"De hecho, el mismo portavoz aseguró que el instituto "participará en todas sus etapas educativas del próximo proceso de escolarización que permancerá abierto entre el 23 de abril y el 9 de mayo".

Para UGT la ausencia del instituto "supondría el desplazamiento forzoso de la totalidad del profesorado y del alumnado". Además, según el sindicato, el IES Barrio de Simancas "presenta un emplazamiento central en el barrio y es una referencia cultural en una zona con un nivel socioeconómico bajo en el que un porcentaje elevado del alumnado suele tener problemas de desfase curricular, socialización y aprendizaje".

Precisamente, una alumna de este centro, Marieta Plamenova, de 17 años y estudiante de 2º de Bachillerato acaba de ganar un concurso europeo de traducción. "Nos enteramos del cierre hace unos días y los padres, alumnos y profesores nos hemos movilizado para que no se cerrara", cuenta Marieta que asegura que "el centro tiene mala fama porque a veces ha habido alguna pelea, pero es el único centro público del barrio y en él hay alumnos como yo que no vamos a perder el tiempo sino a aprender", concluye Marieta.

Los padres asegura que la Comunidad ha reculado tras sus protestas. "Nosotros teníamos constancia de que querían cerrar el instituto. Ahora la Comunidad dice que nunca han tenido intención de hacerlo, pero todo apunta a que se han echado atrás por las quejas", asegura Olga Padín, presidenta de la Asociación de Madres y Padres del centro. "En cuatro días de movilización un grupo de madres y alumnos hemos logrado recoger casi 14.000 firmas que han hecho que la Administración de marcha atrás", explica Raúl Navarro, un padre de un alumno.

Consulta aquí más noticias de Madrid.