La Obra Social "la Caixa" ha impulsado 62 iniciativas interculturales en Logroño desde 2010

El Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural de la Obra Social "la Caixa" ha impulsado, desde su puesta en marcha en 2010, un total de 62 iniciativas interculturales, en las que han participado en torno a 5.000 personas.
Proyecto ICI de La Caixa
Proyecto ICI de La Caixa
ESTEFANIA ABAD.A54INSITU

El Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural de la Obra Social "la Caixa" ha impulsado, desde su puesta en marcha en 2010, un total de 62 iniciativas interculturales, en las que han participado en torno a 5.000 personas.

En total, en este tiempo, se han desarrollado en 16 territorios de alta diversidad cultural un total de 2.181 actuaciones dirigidas al fomento de las relaciones interculturales y a la mejora de la cohesión social, en las que han participado 191.395 personas. Todo ello gracias a los 1.189 profesionales que han participado en el Proyecto a través de las distintas entidades sociales y administraciones locales implicadas.

El Proyecto en San Jose y Madre de Dios, lo desarrolla la Asociación Rioja Acoge en colaboración con el Ayuntamiento de Logroño. Fruto de este trabajo conjunto se han realizado 62 actividades en las que han participado 5.076 personas. Todas ellas han podido vivir en su barrio un proceso centrado en la mejora de la convivencia y el desarrollo comunitario.

Éste es el segundo Informe que realiza el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural, en el que se han llevado a cabo dos encuestas: una de ellas a pie de terreno en los 25 territorios (9.323 entrevistas) y la otra vía telefónica a una muestra representativa del conjunto de España (2.501 entrevistas).

La Encuesta permite, por un lado, conocer la evolución del estado de la convivencia vecinal y local en los 25 territorios encuestados, comparando los datos de 2012 con los resultados obtenidos en los mismos territorios en 2010.

Por otro lado permite también analizar los efectos o impactos que el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural está teniendo en los territorios donde se está desarrollando, mediante la comparación de los resultados de las dos encuestas en estos territorios con los que se han dado en los ocho restantes, llamados de control, donde el Proyecto no se desarrolla.

El efecto de la crisis ha alcanzado a la amplia mayoría de la población de los territorios de alta diversidad: dos de cada tres residentes se ha visto afectado por la crisis económica en alguna de las situaciones por las que indaga el estudio.

Uno de cada cinco compra comida de menor calidad, el 35% sale menos con los amigos, el 18% ha tenido que recibir dinero de un familiar o amigo y una proporción similar ha tenido que dar dinero a un familiar o amigo. Además, uno de cada diez residentes ha tenido que retrasar el pago de una hipoteca.

Buen barrio para vivir.

Ahora bien, los resultados de la Encuesta muestran que la crisis no ha empeorado la situación de la convivencia en los territorios de alta diversidad.

De manera mayoritaria, los residentes de los territorios de estudio sienten que el suyo es un buen barrio para vivir (78%). Las declaraciones de insatisfacción con el territorio (10%), así como las ambivalentes (12%), aparecen como minoritarias. Asimismo, se observa una baja percepción de existencia de conflictos entre vecinos (6%).

En relación a la convivencia en las escuelas de los territorios del Proyecto, el 44% de padres y madres percibe la diversidad en el ámbito escolar como algo positivo y enriquecedor, mientras que el 20% cree que puede ser positiva aunque, al mismo tiempo, considera que puede ser fuente de problemas.

Centrando el foco en el ámbito del respeto y la solidaridad, 8 de cada 10 de los ciudadanos encuestados considera que existe respeto hacia las personas de otras nacionalidades. Puede ser muestra de ello que el 53% está de acuerdo con que los extranjeros puedan votar en las elecciones municipales.

Los porcentajes aumentan ante los valores relacionados con la diversidad de creencias y de nacionalidades. Tres de cada cuatro habitantes considera que en su entorno existe respeto a las creencias de cada persona o grupo, así como hacia las personas de otras nacionalidades.

Acerca de la diversidad religiosa, dos de cada tres (67%) consideran inaceptable que se excluya a una alumna de un colegio por llevar puesto un hiyab o pañuelo islámico. De la misma forma, el 60% de los encuestados considera inaceptable las protestas contra la edificación de una mezquita en el barrio.

El estudio presentado aporta una batería de indicadores (simples, compuestos y complejos) para medir los posibles efectos e impactos del Proyecto sobre la evolución del estado de la convivencia.

En este sentido, la segunda parte del Informe presentado muestra con detalle la comparativa entre los territorios de intervención y los de control, de cara a identificar esos impactos, destacando una incidencia positiva sobre todo en lo que respecta a la generación de un mejor clima de aceptación y fomento de la interacción positiva entre los residentes o vecinos.

Los Ayuntamientos de los 16 territorios implicados valoran positivamente los resultados de las acciones generales y específicas llevadas a cabo hasta ahora. Por este motivo, el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural seguirá trabajando en base a su razón de ser: la promoción de la convivencia y la cohesión social desde una perspectiva positiva y enriquecedora.

Un trabajo que se realizará en varios terrenos, priorizándose los ámbitos de Salud y Educación, y favoreciéndose la creación de oportunidades y de espacios de participación abiertos a toda la comunidad de los barrios y municipios.

Las actuaciones, desarrolladas por los protagonistas del territorio - administración, recursos técnicos y ciudadanía -, seguirán desarrollándose partiendo de las monografías, los diagnósticos participativos y las programaciones comunitarias, productos todos ellos de la primera etapa del Proyecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento