La batalla de Matxitxako, 70 años de una derrota convertida en victoria
La ofrenda floral a las víctimas se celebró en Aketxe, punto del cabo Matxitxako donde se combatió contra un buque franquista en 1936.(Efe)
70 años después, la gesta de la batalla de Matxitxako fue recordada ayer con emoción.

En plena guerra civil, un grupo de pesqueros vascos se enfrentó en la mar al buque franquista Canarias. La derrota estaba anunciada, pero la valentía demostrada por los gudaris vascos es recordada siete décadas después. Muchos murieron.

Otros, sobrevivieron: como Juan Azkarate o Santos Fradua. Pedro de la Hoz falleció, pero ayer estuvo su viuda, Sabina Azkue, y familiares de otros. Estuvieron en el homenaje, rodeados por el lehendakari, Juan José Ibarretxe y por varios consejeros del Gobierno vasco actual. Para recordar al Gobierno vasco de la República estuvo Joseba Aguirre, hijo del lehendakari José Antonio Aguirre.

Embarcaron en el Itxas Zain y navegaron hasta  Aketxe, donde tuvo lugar la batalla. Allí los barcos que acompañaban al séquito hicieron sonar sus bocinas y hubo una ofrenda floral.

Después, regresaron al cobijo del puerto de Bermeo, y la comitiva se dirigió hacia un mirador situado en la carretera que va a Bakio. Un lugar emblemático donde se inauguró la escultura de Néstor Basterretxea denominada Matxi-txakoko guda.