La media salarial de las mujeres andaluzas es un 30% inferior a la de los hombres. Además, el 99% de los trabajos no cualificados existentes en nuestra comunidad están desempeñados por féminas.

Se trata de ocupaciones relacionadas con los sectores de servicios, agrario o doméstico. Y eso, a pesar de que la tasa de ocupación de la mujer supera a la del hombre. Lo malo es que la calidad de su empleo es más precario y por tanto, con menos retribución.

En la provincia

En Granada, la tasa de paro femenina ha bajado más que la masculino en los últimos años, pero aún así, el porcentaje de mujeres sin empleo respecto a la población activa (16,4%) duplica al de hombres (7,3%). Y en  las listas del paro sigue habiendo más mujeres.