El exalcalde de Camas (Sevilla) Agustín Pavón (IULV-CA) ha asegurado este martes que él "no pinta nada, ni directa ni indirectamente", en las diligencias referentes al caso Bormujos, en las que el juez de Instrucción número 2 investiga si la entonces concejal y actual alcaldesa de Bormujos, Ana Hermoso (PP), recibió un bolso de Loewe a cambio de votar a favor de la moción de censura que despojó de la Alcaldía en enero de 2005 al socialista Juan Antonio Iglesias para devolver el poder al independiente Baldomero Gaviño.

En un comunicado remitido a Europa Press por su abogado, José Manuel Carrión, Pavón explica que, tras la denuncia que formuló el 2 de octubre de 2013 contra determinados cargos del PP, "se ha logrado reabrir el caso Bormujos y comenzar así a investigar otras presuntas corruptelas de cargos del PP en el Aljarafe".

Pavón formuló denuncia el pasado mes de octubre contra determinados dirigentes del PP de Sevilla "tras tener conocimiento de una confesión" del empresario Eusebio Gaviño, "que afirmaba que los mismos le habrían coaccionado y amenazado antes del juicio del caso Camas para que no contara la verdad, y de esta forma perjudicar a Agustín Pavón y ocultar las supuestas corruptelas que presuntamente cargos del PP venían realizando desde hacía años en varios municipios del Aljarafe".

Hay que recordar que Pavón y Gaviño fueron condenados a 14 meses de cárcel y multa de 15.000 euros por el intento de soborno a la concejal Carmen Lobo.

Al hilo, Pavón ha expresado su confianza en que la declaración que debe prestar como testigo este viernes "ayude no solo a desentrañar las presuntas corruptelas que al parecer, según lo manifestado por Gaviño, llevaron a cabo diversos dirigentes del PP y otras personas vinculadas a los mismos en municipios muy importantes del Aljarafe", sino que de igual forma "contribuya a abrir el camino judicial para investigar si hubo presiones hacia este empresario antes de la celebración del juicio del Caso Camas, con el objeto de desestabilizarse personalmente y en consecuencia alterar y condicionar notablemente su testimonio en este juicio".

Según Pavón, estas presuntas amenazas, conocidas a través de Eusebio Gaviño, "constituyen el objeto principal de la denuncia que interpuso contra diversos dirigentes del PP y otros cargos políticos y empresarios vinculados a los mismos el pasado mes de octubre de 2013".

El exalcalde considera que, de obtenerse en un futuro una resolución judicial que confirmara las presuntas coacciones hacia el empresario Gaviño, "quedaría en evidencia que Gaviño no contó toda la verdad sobre este polémico asunto judicial y, por tanto, que esto le hubiera perjudicado seriamente durante el transcurso del juicio o incluso durante la larga instrucción del mismo, siendo este hecho de unas consecuencias lesivas de abultadas dimensiones para su persona".

Critica la "inacción" y "desprecio" de la dirección andaluza de iulv-CA

A su juicio, "de haber contado Gaviño todo lo que, al parecer, contiene esa confesión realizada por el empresario antes del juicio, probablemente el desenlace de este caso no hubiera sido el mismo y por tanto no se le hubiera acarreado a Pavón todos los enormes perjuicios que conllevó el veredicto de culpabilidad que hacia él emitió el tribunal del jurado".

Por último, ha criticado "la inacción y el desprecio de la dirección andaluza de IULV-CA hacia toda su denuncia", destacando "la fría indiferencia de estos dirigentes que miran hacia otro lado cuando aparecen serias evidencias de que un compañero ha podido ser víctima de una sentencia injusta debido a supuestas alteraciones de testimonios determinantes durante la pasada vista oral del caso Camas".

El exalcalde de Camas ha precisado que, hace ya más de tres meses, la anterior coordinadora local de IU de Camas, Montserrat Fernández, informó de todo lo acaecido al respecto mediante escrito remitido a la dirección andaluza de IULV-CA, "en concreto al actual coordinador regional Antonio Maillo, sin que hasta la fecha hayan pronunciado ni hecho absolutamente nada al respecto".

El juez ha llamado a declarar como testigo este viernes a Pavón después de que Eusebio Gaviño asegurara que entregó al exalcalde de Camas la grabación de la conversación en la que Ana Hermoso habría reconocido que recibió un bolso a cambio de votar a favor de la moción de censura y que no le autorizó a realizar copias o entregar a terceros la grabación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.