Universitarios del Movimiento Juvenil Salesiano de Venezuela han enviado una carta al Rector Mayor de los Salesianos, Pascual Chávez, noveno sucesor de Don Bosco, en la que lanzan un SOS ante el "horror" que viven en su país donde ven "caer" a sus hermanos, y el Rector les ha contestado que son un "ejemplo" al marchar pacíficamente por la libertad.

En la misiva, los jóvenes aseguran que se indignan diariamente ante "la muerte de jóvenes que han caído, las injusticias que se siguen presentando, los encarcelamientos, los heridos". "Cómo es que una parte de Venezuela pareciera no tener compasión por el otro, cómo es que nos estamos matando entre venezolanos", exclaman.

En cualquier caso, señalan que no quieren que su futuro se lo sigan "truncando" o "imponiendo a través de una ideología" y subrayan que estos duros momentos que viven en Venezuela les han llevado a "arraigarse en Cristo" pues a pesar de "los sinsabores", los gestos de solidaridad han sido "únicos" y han permitido que se mantenga "un perpetuo clamor de libertad".

Por su parte, Pascual Chávez les responde que nada desearía tanto como verles felices, "con oportunidades de educación, trabajo, que les habilitaran para insertarse en la sociedad como buenos cristianos y honrados ciudadanos".

No obstante, apunta que para ello debe reinar "una verdadera democracia, con un estado de derecho, en paz y total respeto de la libertad de los ciudadanos" algo que "por desgracia, no está sucediendo en Venezuela, donde el derecho a manifestarse ha sido considerado como agresión al Estado, provocando una reacción violenta directa o indirecta contra los propios ciudadanos".

El rector asegura que ha estado siguiendo a través de los medios de comunicación y de las redes sociales la participación de los jóvenes en Venezuela, "exigiendo plena libertad y respeto a la dignidad y derechos de toda persona humana, en un país que se precie de llamarse y ser democrático".

"Es ejemplar ver jóvenes que, superando la indiferencia o la comodidad y libres de toda ideología política, marchan pacíficamente movidos por el ansia de libertad", apunta, al tiempo que dice "sufrir" al ver "cómo jóvenes vidas son truncadas por la violencia, sacrificadas por quien ha hecho del poder una forma de ser y de conservar a cualquier precio".

Así, concluye diciendo que hace suyos los sueños de los jóvenes de "una Venezuela que sea casa para todos" y que comparte "sus alegrías y esperanzas, sus tristezas y angustias en esta hora histórica que vive el país, que debe ser construido por todos".

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.