Los ministros de Exteriores de España y Brasil, José Manuel García-Margallo y Luiz Alberto Figueiredo, han dedicado buena parte de su reunión de este martes en Madrid a hablar sobre la situación en Venezuela, en donde las protestas contra el presidente Nicolás Maduro han dejado casi 30 muertos.

En rueda de prensa conjunta en el Palacio de Viana, Margallo ha señalado que España "hace gestiones constantes y a todos los niveles" para que el país latinoamericano, que se ve marcado por una ola de protestas violentas desde el pasado 12 de febrero, pueda encontrar la "pacificación y estabilización".

"Como es natural todos los países amigos de Venezuela estamos en contacto permanente y cambiando impresiones sobre lo que ocurre. El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil ha tenido la bondad de ponerme al día dándome las últimas noticias de lo que está ocurriendo sobretodo en el marco de UNASUR. Respecto al papel que Brasil puede o debe de desarrollar, Brasil es un país muy importante y ejerce el diálogo en la zona", ha afirmado García-Margallo, especificando que en este tema su departamento había emitido comunicados muy "medidos" y que él no quería ir mucho más allá.

Figueiredo, por su parte, ha dicho que las gestiones que Brasil está desplegando son de carácter regional y ha indicado que como un país vecino lo que hacen es "apoyar".

"Brasil ha tenido el papel que a él le corresponde como un país sudamericano y vecino de Venezuela. El papel de quien apoya el diálogo y está en contra de la violencia. Y que busca juntamente con los otros países de la UNASUR colaborar para la normalización en Venezuela", ha subrayado.

Además, Figueiredo ha destacado que la semana pasada en Chile los ministros de Exteriores de UNASUR crearan una comisión que deberá ir a Venezuela a principios del próximo mes. El mismo Figueiredo se desplazará la próxima semana a Venezuela para acompañar el "diálogo amplio nacional" en ese país.

Actuación de brasil

Preguntado por la aparente tímida actuación de Brasil en Venezuela el ministro Figueiredo ha destacado que las gestiones se hacen aunque no siempre el "público" tenga conocimiento de ellas.

"Las instituciones democráticas deben prevalecer en el marco de la legalidad (...) Muchas veces se hacen críticas, pero porque a veces no todo lo que se hace, necesariamente es o debe ser del conocimiento del público. Esto no quiere decir que no se actúa, ni que exista una falta de interés ni que estemos ajenos a lo que pasa", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.