Reponen una rejilla peligrosa tras denunciar un viandante que se cayó
Los sanitarios auxilian a una mujer en Alfonso el Sabio.(F. González)
Caminar por algunas calles del centro de Alicante se ha convertido en una misión peligrosa, por las frecuentes caídas de los últimos días.

En el caso de la calle Pintor Aparicio, faltaba una rejilla de los desagües de la lluvia, un hombre introdujo su pierna por accidente y se dañó la tibia, el sábado. El hueco que quedaba al descubierto era tan grande que cabía la rueda de una moto, por lo que también constituía un peligro para los vehículos que por allí circulaban.

El varón lesionado denunció estos daños en la calzada al Ayuntamiento y, afortunadamente, la rejilla ayer ya estaba arreglada.

En otro punto de la ciudad y en la mañana del mismo día, una anciana sufrió una caída en Alfonso el Sabio cerca del mercado central. El golpe fue tan fuerte, que los sanitarios tuvieron que trasladarla al Hospital General.