El actual concejal del PSOE en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y exalcalde de la localidad, José Fernando Sánchez Bódalo, va entregar a la juez que lleva la querella presentada por el actual equipo de Gobierno formado por PP y Ciudadanos por Alcázar todas las declaraciones de renta y bienes desde 1996 hasta el año pasado.

Según ha indicado este martes en rueda de prensa, esto será lo primero que haga cuando declare ante la juez el día 14 de abril como imputado por la querella presentada por la gestión de la empresa municipal Aguas de Alcázar, ahora privatizada por el actual equipo de Gobierno.

También ha confirmado que pedirá que el fiscal anticorrupción investigue su patrimonio y el de su familia, ya que no quiere "que las acusaciones que se están haciendo contra su persona puedan decepcionar la confianza que miles de personas han depositado en él a lo largo de estos años".

Sánchez Bódalo ha enmarcado esta querella dentro de un ataque permanente contra él, como la presentada por unas obras realizadas el Parque Alces de Alcázar de San Juan.

"Soy uno de los pocos políticos españoles que puede hacer este ejercicio de transparencia y no me podría perdonar haberles fallado o que tuvieran la más mínima duda sobre mi comportamiento. Se lo debo a ellos, a mi familia y a mi partido", ha aseverado.

El edil socialista ha recalcado que tiene "la tranquilidad de quien se sabe seguro de haberse esforzado por hacer las cosas bien y en beneficio de Alcázar de San Juan".

Por último, respecto a los expedientes abiertos contra él y contra la también concejal socialista Rosa Melchor, por lo ocurrido durante el encierro contra la privatización de la gestión del agua, Sánchez Bódalo ha asegurado que se trata "de un ataque al derecho constitucional y a la libertad de participación política".