La empresa encargada del mantenimiento de los jardines históricos de la capital, Eulen, ha explicado este martes que ha cumplido "de manera estricta" las órdenes e indicaciones dadas por los técnicos del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga y con las medidas establecidas por la Junta de Andalucía en la lucha contra la propagación del picudo rojo en las palmeras.

Así, Eulen ha respondido a las críticas vertidas por el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, quien instó este lunes a la empresa a reponer en un mes las palmeras del Parque de Málaga que se han perdido como consecuencia de la acción del picudo rojo.

En este sentido, Eulen, a través de un comunicado, ha aclarado que las actuaciones para el control del picudo rojo "no se han limitado" a la implantación de las medidas establecidas por la Junta de Andalucía en el Real Decreto 77/2010, "sino que se han realizado otra serie de medidas adicionales", cuyos costes "han sido soportados íntegramente" por la empresa, en respuesta a las declaraciones de Jiménez, que consideró que Eulen "no debía haberse limitado a cumplir con el mínimo fijado".

Entre estos medios extraordinarios se han llevado a cabo, según han detallado, inspecciones visuales, controles auditivos, de temperatura, cumplimientos de protocolos en podas y aplicación de tratamientos fitosanitarios, usando técnicas complementarias como la aplicación de insecticidas, endoterapia o trabajos fúngicos y de crecimiento.

Un total de 136

Palmeras "ya afectadas"

Asimismo, Eulen ha advertido de que al inicio de la prestación de su servicio, "ya hubo un ataque de picudo rojo donde, de las 427 palmeras existentes en el Parque, 136 estuvieron afectadas".

En este punto, la empresa ha indicado que la eficacia de los tratamientos contra la propagación de esta plaga "no está garantizada al 100 por 100" y que de las 26 palmeras consideradas como no recuperables, "16 ya habían sufrido un ataque severo de picudo rojo con anterioridad a la entrada de Eulen en la prestación de servicio".

Por todo ello, la empresa ha considerado que "las sanciones o expediente sancionador que se plantea por parte de los Servicios Técnicos son desproporcionados y sin tener en cuenta los esfuerzos realizados" y ha añadido que desde Eulen "no ha existido dejadez, ni disminución en la intensidad de los trabajos, ni incumplimiento total o parcial de las órdenes recibidas por la Dirección del Servicio".

Finalmente Eulen ha asegurado que sigue colaborando "estrechamente" con el Ayuntamiento para recuperar los ejemplares de palmeras afectados por los ataques de esta plaga y para que la situación de las palmeras en el parque "vuelva a ser la que existía con anterioridad a este último ataque del picudo rojo".

Consulta aquí más noticias de Málaga.