El informe refleja que de los 8.600 nuevos parados registrados a lo largo del pasado año, 8.300 eran mujeres (96,5%, frente a 300 hombres, un 3,48%). La tasa de paro femenino se situó en el 15%.