El cine de las catástrofes

Roman Polanski rodará este verano ‘Pompeya’, basada en el desastre causado por la erupción del Vesubio y que podría convertirse en la película más cara de Europa. Otros lo hicieron antes.
Hijos de los hombres.
Hijos de los hombres.
El director francés de origen polaco Roman Polanski (París, 1933), autor de El pianista, La semilla del diablo y Chinatown, revivirá en el cine la historia de Pompeya, basada en la novela de Robert Harris. Será este último quien realice el guión para la película, que relata la trágica muerte de miles de personas por la erupción del Vesubio en el año 79 d. C.
El filme, que costará unos 150 millones de euros y se convertirá en la película más cara realizada en Europa, se rodará este verano en Italia y Praga, si bien no se descarta que Polanski grabe también en la Ciudad de la Luz de Valencia.

Igual que el director francés y Paul Greengrass, que recreó el horror que vivieron los pasajeros de uno de los vuelos secuestrados el 11-S en United 93 (2006), otros directores se han basado en catástrofes, ataques o amenazas para recrear sus filmes. ataques químicos Terry William relató las graves consecuencias que para la humanidad tiene un virus asesino de la mano de Bruce Willis y Madeleine Stowe en 12 monos (1995). Sobre extraños virus mortales habló Wolfgang Petersen en Estallido (1995), con Dustin Hoffman, René Russo y Morgan Freeman. En 1996, Decisión crítica y La roca recrearon la tensión de evitar que gases mortíferos se utilicen contra la ciudadanía. Danny Boyle, en cambio, narró en 28 días después (2002) las consecuencias que tiene contaminarse con un virus mortal. En Broken Arrow (1996), John Woo creó un suspense basado en el robo de cabezas nucleares.

Catástrofes

Quién no se inquieta al recordar películas marcadas por las catástrofes y la desolación, como Mensajero del futuro (1997), El núcleo (2003) o Hijos de los hombres (2006).

Accidentes aéreos

Desde el drama que vivieron los integrantes de un equipo de rugby en los Andes en Viven (1993), pasando por criminales que se hicieron con el control de aviones en Turbulence (1997) o Con Air (1997).

Naugragios

James Cameron se hizo de oro con el hundimiento del Titanic (1997), si bien antes habían naufragado Speed 2 (1997) y Poseidón (1996).

Fenómenos naturales

Las tormentas sirvieron a Ridley Scott y Wolfgang Petersen para hacer Tormenta blanca (1996) y Tormenta perfecta (2000); los volcanes recrearon Un pueblo llamado Dante’s Peak y Volcano (1997). En 2004, el director Roland Emmerich se embarcó en maremotos, terremotos... en El día de mañana.

... y el asteroide hizo el resto

A finales de los noventa se pusieron de moda las películas en las que un objeto procedente del espacio se acercaba a la Tierra para acabar con la humanidad. Fue el caso de Deep Impact, que puso de relieve la faceta más íntima de los individuos ante un momento crucial como el fin de su existencia. Armageddon, con un enérgico Bruce Willis y una historia de amor de por medio, también tuvo a un meteorito como argumento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento