La Diputación de Gipuzkoa repartirá este año 1.750.000 euros de ayudas de la línea de Indemnización Compensatoria de Agricultura de Montaña (ICM). Se trata de unas ayudas creadas para compensar las dificultades naturales de la agricultura de montaña y de otras zonas desfavorecidas y que, en el caso de Gipuzkoa, afectan a todo el territorio.

Según ha informado la institución foral, las solicitudes de ayudas relativas al 2014 podrán formalizarse en las Oficinas Comarcales Agrarias correspondientes a la ubicación de la explotación agraria hasta el 15 de mayo, en la modalidad de solicitud única en conjunto con el resto de ayudas correspondientes a los regímenes de pago directo y por superficie. Las condiciones exigidas son ser agricultor profesional y acreditar la viabilidad de la explotación agraria.

Este año los baserritarras beneficiarios recibirán 250 euros por hectárea, el máximo permitido por la legislación europea, y hasta un máximo de 4.500 euros por persona física y 13.500 euros por persona jurídica.

Los objetivos de estas ayudas son "asegurar un uso continuado de las tierras agrarias, mantener y fomentar sistemas agrarios sostenibles y compensar a los agricultores por la menor de renta que supone la poca productividad de sus explotaciones".

La cantidad por hectárea ha ido aumentando desde los 190 euros de 2008 hasta los 250 euros de la presente convocatoria. Los baserritarras beneficiados por las ayudas fueron 783 en 2008, 765 en 2009, 738 en 2010, 705 en 2011, 690 en 2012 y 667 en 2013.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.