El observatorio astronómico de Calar Alto ha decidido suspender su servicio de aluminizado de espejos para clientes extranjeros ante las "dificultades" económicas que atraviesa el centro y la posibilidad de no poder hacer frente a los contratos y compromisos que mantiene con otras entidades, sentido en el que han lamentado tener que dejar apartado un recurso tecnológico "exclusivo" ubicado en Andalucía a causa de "la situación en la que el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Max Planck han colocado a la entidad".

El aluminizado de espejos de gran formato es uno de los servicios tecnológicos que Calar Alto ha prestado tradicionalmente y supone una fuente de ingresos adicionales para el observatorio. No obstante, la situación del centro, que ha visto recortado su presupuesto hasta los 1,6 millones anuales —2,2 millones para este ejercicio— han llevado a los responsables del departamento de astronomía y mecánica a suspender el servicio.

Así lo han comunicado en una carta a la empresa belga AMOS, encargada de la fabricación de espejos para el telescopio de 2,6 metros para el Observatorio Astrofísico de Javalambre, ubicado en Teruel. El centro pierde así un contrato con esta empresa que asciende a unos 35.000 euros, con lo que la sociedad belga deberá recurrir a otros centros ubicados en Canarias o Rusia este servicio, según han explicado a Europa Press fuentes del centro.

En su misiva, los responsables del centro astronómico hispano-alemán (CAHA) explican a la empresa que el centro no está en condiciones de ofrecer este tradicional servicio ante la "extremamente inestable" situación del observatorio, por lo que han declinado este compromiso al tiempo que han dado cuenta de los despidos y reducciones salariales que sufre la plantilla, que está centrada en resolver la operatividad de la instalación, según exponen.

Entre los clientes de este servicio se han encontrado importantes fabricantes de telescopios y la Agencia Espacial Europea, de manera que incluso los espejos del observatorio de Sierra Nevada, dependiente del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) tendrían que ser enviados cada cierto tiempo fuera de la región para su aluminizado periódico si persistiera la situación.

El Observatorio de Calar Alto cuenta con dos dispositivos para aluminizar los espejos de los telescopios, de forma que uno es capaz de tratar espejos de hasta 2,2 metros de diámetro, mientras que el otro admite espejos de 3,5 metros.

Dado que estos aparatos son costosos y requieren para su manejo un personal muy especializado, muchas instituciones prefieren no tener sus propios sistemas de aluminizado, sino trasladar sus espejos a otros lugares para recibir este servicio. Los espejos más notables que portan aluminio de Calar Alto son los del mayor telescopio espacial jamás lanzado, el de la misión 'Herschel' de la ESA, en órbita desde 2009.

Consulta aquí más noticias de Almería.