IULV-CA ha asegurado este martes que su presencia en el Gobierno andaluz garantiza que se gesten "nuevas burbujas especulativas" y que los errores del pasado "no se vuelvan a repetir", mostrándose también "orgullosa" de haber conseguido poner sobre la mesa de la Junta su modelo de construcción, "frenando la inercia especulativa y apostando por ofrecer una segunda oportunidad al sector de la construcción".

Así se ha pronunciado la federación de izquierdas en comunicado, después de que el Consejo de Gobierno haya aprobado este martes el decreto-ley de construcción sostenible, una norma que "va a desarrollar, por primera vez desde una administración, las causas de la burbuja inmobiliaria y las prácticas especulativas que tenemos que evitar que se repitan".

Así, tras demandar "que se olviden todos de hacerse ricos a costa de la vivienda", IULV-CA ha indicado que la eficiencia energética y la rehabilitación como apuesta fundamental del Gobierno andaluz tiene como beneficiarios a los colectivos más desfavorables de Andalucía.

Izquierda Unida recuerda que siempre ha defendido para Andalucía un modelo basado en la función social de la vivienda, entendida como derecho humano y no como mercancía, que promueva también el alquiler y la rehabilitación, lo que le lleva a expresar su "satisfacción" con el decreto-ley aprobado este martes.

"Hacemos lo que decimos y desde la Consejería de Fomento y Vivienda hemos diseñado un Plan Marco de Vivienda que incide en la necesidad de reconvertir el sector de la construcción a través de la rehabilitación y la eficiencia energética, precisamente los mismos pilares que han sido asumidos ahora por el conjunto del Gobierno andaluz para crear la llamada Mesa de la Construcción", añade.

Asimismo, insiste en que en IULV-CA se alegran de que su modelo de construcción, "el que hemos defendido siempre, y también desde que llegamos a la Junta, sea ahora el buque insignia de las políticas de vivienda del Gobierno andaluz, que se pone de relieve con este decreto-ley, gracias a la pedagogía que hemos impregnado en este proceso de elaboración de la norma".

De igual modo, destaca que cuando Izquierda Unida entró en el Gobierno andaluz, "muchos se echaron las manos en la cabeza al escuchar a nuestra compañera Elena Cortés, consejera de Fomento y Vivienda, asegurar que no se construirían más viviendas en Andalucía, que no había nada más sostenible que construir sobre lo ya construido y que las necesidades de vivienda se cubrirían con las viviendas ya existentes; en concreto, entre 700.000 y un millón, que siguen vacías en Andalucía".

A partir de ahí, todo el engranaje de la Consejería de Fomento y Vivienda se puso al servicio de la búsqueda de nuevas fórmulas de reconversión del sector de la construcción a través de la rehabilitación, la eficiencia energética y la promoción del alquiler, en paralelo a una "incuestionable lucha contra los desahucios".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.