«No pueden irse de rositas quienes viven en casas ilegales»

Eso señaló ayer el magistrado del Tribunal Supremo Rafael Fernández, quien participó en las jornadas Urbanismo y su problemática actual organizadas por el Instituto de Gestión Gordios en Córdoba.
El juez aseguró de la misma manera que hay que «exigir responsabilidades a quienes han permitido» la construcción de dichas viviendas. En este sentido, la Audiencia de Córdoba ha ratificado la sentencia por la que se condena al promotor de cinco viviendas ilegales en Obejo a un año y ocho meses de prisión y a demoler lo construido, lo que supone la primera decisión de este tipo que se adopta en la provincia.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento