Los Agentes de Medio Ambiente (AMA) rescataron el pasado viernes un ejemplar de águila pescadora (Pandion haliaetus) que se encontraba flotando en las aguas del Parque Nacional de Cabrera, cerca de la Illa dels Conills. Gracias a la rápida intervención de los agentes, se evitó que este animal muriera por ahogamiento y fue trasladado rápidamente al Centro de Recuperación de Fauna del COFIB, en Mallorca.

Los técnicos del centro atendieron al animal, que presentaba una fractura del ala derecha, y que permanecerá hospitalizado un mínimo de un mes y medio para poder valorar su recuperación total.

El águila pescadora es una especie contemplada como vulnerable en el catálogo nacional de especies amenazadas y está sometida a un plan de conservación en las Islas Baleares, donde sólo habitan dieciocho grupos reproductores en las costas de Mallorca y Menorca y en el Parque Nacional de Cabrera. El año pasado se detectó que, después de 30 años, esta especie ha vuelto a criar en el Parque Natural de Llevant.

El águila pescadora es un ave que vive ligada a los ambientes acuáticos y que construye su nido en los acantilados marinos. Las principales amenazas para su supervivencia son la electrocución en las torres eléctricas, la destrucción del hábitat y las molestias en las zonas de cría.