Descubrió tarde el fado, pero ahora es una de sus máximas revitalizadoras. Después de una carrera dedicada al jazz,  Cristina Branco se ha convertido en el máximo exponente de la melancólica música popular portuguesa, a la que se acerca desde su experiencia y nuevas interpretaciones. En esta ocasión llega a Madrid para presentar su última producción, Live, un disco en directo en el que la artista repasa los fados más tradicionales que ella nunca había cantando. Además, celebra diez años sobre los escenarios y rinde homenaje a la fadista Amalia Rodrigues.

* Teatro Infanta Isabel. Barquillo, 24. 20.30 h. 24 euros.