Este martes ha comenzado la primera sesión de las mesas de trabajo en las que se consensuará la Ley de Comercio, que regulará exclusivamente la actividad comercial por lo que no se contempla la referencia a las obligaciones lingüísticas de los comerciantes, tales como la rotulación o atención al público.

El plazo marcado para elevar las conclusiones y propuestas de mejora de las diferentes mesas técnicas se cerrará el 11 de abril. El Govern confía en que en este tiempo sea posible llegar a acuerdos que permitan iniciar posteriormente las tramitaciones administrativa y parlamentaria.

"Intentar llegar al máximo consenso posible es el compromiso que tenemos desde el principio como Gobierno en todas nuestras actuaciones. Pretendemos llegar a acuerdos entendiendo que todas las partes tenemos que poner de nuestro lado. Negociar es intentar de alguna forma puntos de encuentro y desarrollar lo que entendemos que es lo mejor", ha asegurado antes de la reunión el conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García.

A las 10.00 horas ha comenzado la mesa en la que se aborda la regulación de las Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT), el concepto de gran establecimiento comercial, así como los horarios y la apertura en domingos y festivos de las grandes superficies.

Así, García ha destacado que por un lado hay que definir qué significa en Baleares y en sus municipios Zona de Gran Afluencia Turística. "Hasta ahora entendemos que los criterios eran demasiado generalistas y hay que concretarlos"; y por otro, "el concepto de libertad de horario es otro gran debate que hay que separar del de las Zonas de Gran Afluencia Turística" y "concretar actuaciones".

A las 12.00 horas ha comenzado la mesa relativa a la venta ambulante y por la tarde tendrán lugar la mesa en la que se hablará de los Planes Directores Sectoriales de las islas y la mesa relativa al Consejo Asesor de Comercio.

Los encuentros los preside la directora general de Comercio y Empresa, Lourdes Cardona, y participan técnicos de su departamento, representantes de los cuatro Consells Insulares, junto a los designados por la Confederación Balear de Comercio, la Asociación de Grandes Empresas de Distribución (Anged).

También habrá representación de las asociaciones de consumidores, de los sindicatos UGT, CCOO y USO, así como un portavoz de los ayuntamientos, a través de la Felib.

Escuchadas las partes, en las diferentes reuniones mantenidas con anterioridad a la del pasado Consejo Asesor de Comercio, el Govern consideró oportuno abrir este periodo de análisis y de debate, tal y como habían venido solicitando especialmente las asociaciones representantes del sector.

Marco legal más sencillo

El objetivo del nuevo texto es dotar al sector de un marco legal más sencillo, que aporte una mayor seguridad jurídica y actualizado, ajustado a la nueva realidad y normativa, determinada entre otros por la Ley de Garantía de Unidad de Mercado, aprobada recientemente por el Gobierno central. Pretende igualmente seguir profundizando en la simplificación administrativa.

También queda fuera la figura de los establecimientos turísticos y una de las novedades del nuevo marco es la introducción de la figura de los Centros Comerciales Urbanos.

La Conselleria de Economía y Competitividad incorporará la referencia a las ventas 'on line', dentro del apartado de ventas especiales. Asimismo, el texto propuesto revisa la función inspectora y el régimen sancionador.

La Ley también recoge la prohibición de vender bebidas alcohólicas a menores en establecimientos comerciales. Deja en este punto la potestad a los Ayuntamientos para que regulen, inspeccionen y sancionen.