La Universidad de Extremadura (UEx) es la sexta universidad pública de España donde más se ha recortado entre los años 2009 y 2013, lo que la sitúa entre las "peor financiadas" del país, según un informe de CCOO, que arroja que la región extremeña es la tercera, por detrás de Castilla-La Mancha y La Rioja, en la que más recortes se ha hecho en enseñanza universitaria.

Según este estudio, entre 2009 y 2013 el gasto de personal de la UEx ha disminuido un 2,4 por ciento y las inversiones reales se han reducido un 62,3 por ciento, mientras que, en el apartado de ingresos, las transferencias corrientes han disminuido un 1 por ciento y las de capital en un 79,7 por ciento, al tiempo que los precios públicos, tasas y otros ingresos se han incrementado un 0,7 por ciento.

Globalmente la evolución de la financiación ha sido más negativa que en la mayoría de las comunidades autónomas en este mismo periodo de tiempo, en el que el porcentaje de descenso en la financiación está por encima de la media y es menos negativa entre 2010 y 2013, cuando el porcentaje de recortes está por debajo de la media.

Dicho informe, según el cual el recorte de la UEx en el citado periodo de tiempo asciende a casi 30 millones de euros, ha sido presentado por el secretario general y el responsable de Universidad de la Federación de Enseñanza de CCOO en Extremadura, Francisco Jiménez y Francisco Llera, respectivamente, junto al secretario de relaciones institucionales de CCOO en la región y miembro del Consejo Social de la UEx, José María Rosado.

Francisco Manuel Jiménez ha destacado que, según este informe que compara los presupuestos de universidades entre 2009 y 2013 y analiza las distintas vías de financiación dividiéndolas en públicas y privadas, la UEx es la sexta universidad que "más recorta", situándose entre las "peor financiadas" del país, ante lo cual ha agregado que se parte de "una situación financiera deficitaria" respecto a la media española.

Ha detallado que las principales conclusiones de este estudio a nivel estatal son que los compromisos adquiridos por el Gobierno en materia de sostenimiento y financiación del sistema universitario en España "no se están cumpliendo", al haber caído la financiación pública de las universidades en general en los últimos tres años hasta situarse en cifras similares a hace 10 años, mientras que el número de alumnos se ha incrementado más del 9 por ciento.

Igualmente, ha añadido que las transferencias corrientes y de capital que las administraciones públicas hacen a la universidad se han reducido "paulatinamente cada año", la paralización de los planes plurianuales de inversión y el descenso de los fondos destinados a investigación, desarrollo e innovación, del dinero para becas y ayudas al estudio y del presupuesto que "deja" a la ley orgánica de universidades (LOU) "en muy mal lugar".

A este respecto ha sostenido que se debe situar "nuevamente" el debate sobre la financiación del sistema universitario en un "primer lugar" y ha dicho que teme que, si bien la situación financiera es "bastante cruda", el resultado a corto y medio plazo "va a ser mucho peor".

Conclusiones para extremadura

En relación a las conclusiones de este informe para Extremadura, Francisco Llera ha afirmado que el conjunto del sistema ha recortado su financiación en un 12,32 por ciento en el periodo comprendido entre 2009 y 2013 y en concreto la UEx en un 18,45 por ciento, agregando que la universidad extremeña en 2009 "ya tenía una situación financiera muy mala" y "ya era de las universidades peor financiada del Estado".

Ha detallado que en Extremadura la captación de fondos de empresas privadas es "nula prácticamente", de forma que su principal fuente de financiación son las transferencias anuales de la administración regional, dentro de las cuales el 80 por ciento corresponde al pago de las nóminas de los trabajadores aunque "no alcanza para pagar a los empleados de la Universidad de Extremadura".

Así y dado que no puede captar fondos privados al "no" haber empresas, ha resaltado que la UEx traslada "ese esfuerzo" a las familias incrementando las tasas de las matrículas, algo que también sucede en el conjunto del país, al tiempo que ha indicado que la consecuencia de dicho ascenso en las matrículas podría conllevar un descenso de los estudiantes y de los créditos matriculados.

"El sistema está expulsando, con la política de tasas y la política de becas, a las personas con menos capacidad adquisitiva", ha lamentado, a la vez que ha concretado que CCOO propone en el informe que el Estado "garantice" la financiación básica de las universidades y que la misma se "complemente" con las aportaciones de las comunidades autónomas en función de los objetivos políticos o académicos de la región, para que el sistema universitario sea "más homogéneo" y "no" dependa de las "circunstancias" de cada territorio.

Valoración de ccoo

A su vez, José María Rosado ha afirmado que en los últimos años CCOO no está apoyando el presupuesto de la UEx al considerar que se debe "avanzar" en que la financiación básica esté cubierta al 100 por cien, actualmente este asunto se cubre al 85 por ciento aproximadamente, y que las cuentas de la universidad extremeña "no valen" para el fin social que debe tener esta institución que, a su juicio, "juega un papel esencial para el futuro y el desarrollo" de Extremadura y para "dar las bases de un nuevo modelo productivo", así como para "poder salir de otra manera de la crisis".

"No podemos salir de la crisis de una manera adecuada si no se invierte en formación, en investigación y en innovación, que coloque al modelo productivo extremeño en una dimensión competitiva", ha apuntado Rosado, quien ha criticado la posición "autocomplaciente" del presidente extremeño, José Antonio Monago, y del rector de la UEx, Segundo Píriz.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.