Romain Puértolas
Este francés dice que Eduardo Mendoza es uno de sus autores preferidos y que también es un entusiasta de El Quijote y la novela de la picaresca. Facebook del autor

De pie, en un atestado vagón de los trenes regionales de París y tecleando el teléfono móvil, escribió el francoespañol Romain Puértolas El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea, una de las revelaciones del otoño literario francés de 2013, que ahora llega a España.

El novelista explica que escribe desde los cinco años y que su imaginación "es como un grifo que no para de vaciarse" y, ya sea en un envoltorio de chicle, en un pañuelo de papel o en un post-it, está siempre garabateando ideas para nuevas novelas.

En su debut literario, aunque tiene en un cajón siete libros anteriores que ya no publicará, narra con mucho sentido del humor la desternillante peripecia del faquir indio Dhjamal Mekahn Dooyeghas (pronunciado "Llámame cuando llegues") después de quedar encerrado en un armario de Ikea, en París, ciudad a la que ha ido expresamente para adquirir una cama de clavos, modelo Misklavospikan.

No esconde Puértolas -que toma el apellido de su familia materna, de origen maño- que Eduardo Mendoza es uno de sus autores preferidos y que también es un entusiasta de El Quijote y la novela de la picaresca, con todos sus malentendidos.

El Julio Verne del siglo XXI

Y es que en su libro sobre el faquir, editado por Grijalbo, aunque el lector no deje de sonreír, aprovecha el autor nacido en Montpellier para tratar "temas terribles como el de la emigración clandestina", que conoce perfectamente puesto que durante tres años trabajó en la agencia francesa que lucha contra las redes de tráfico de inmigrantes y también ha sido analista consejero de la policía de fronteras.

"Trato de forma positiva estas cuestiones, porque yo soy así. El positivismo siempre da fuerza. Hay que ver que siempre hay salida, el sol sale cada día. Y una sonrisa ayuda a pelear en la vida, da fuerza y con ella se gana siempre".

Rememora que tiene una carpeta llena de cartas de rechazo de editoriales, incluso españolas Está muy alejado, por tanto, de los escritores franceses más reconocidos, "todos muy serios e intelectuales". "Pero, a juzgar por como ha ido el libro, los franceses necesitaban algo así, con lo que he abierto una brecha. Sólo he sido natural, he sido yo mismo", apostilla. Incluso lo han comparado con el Julio Verne del siglo XXI, lo que considera un halago, porque es uno de sus novelistas favoritos.

Sin embargo, llegar hasta los primeros puestos de venta de libros, recalar en casi una cuarentena de países como Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Brasil, Finlandia, Italia, Alemania o Corea del Sur y tener a punto de rodarse una película sobre sus personajes no ha sido fácil.

Romain Puértolas rememora que tiene una carpeta llena de cartas de rechazo de editoriales, incluso españolas, porque sus dos primeros títulos los escribió en castellano. No fue hasta que envió el manuscrito de El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea a Le Dilettante que recibió una carta escrita a mano del editor diciendo que quería conocerle para hablar sobre su texto.

Nuevo libro en 2015

Profesor de idiomas, DJ, auxiliar y coordinador de vuelo en el aeropuerto de El Prat de Barcelona, empleado de AENA en Madrid y limpiador de tragaperras en Inglaterra, Puértolas ha vivido una década en España y está casado con una granadina, con la que planea venir a residir próximamente a Málaga, junto con sus dos pequeños hijos.

Con un pie en París y otro en la capital andaluza, Romain Puértolas avisa que continuará escribiendo, porque siempre ha querido tener varias vidas, algo que este oficio le posibilita, y avanza que en 2015 publicará una nueva novela de largo título, con una heroína que es una cartera parisina.

*Consigue un ejemplar de El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea en PopularLibros.